Un cable submarino de fibra óptica unirá España y Brasil, evitando la...

Un cable submarino de fibra óptica unirá España y Brasil, evitando la intromisión de Estados Unidos

Tendrá una longitud de 10.000 kilómetros y buscará reducir el tiempo de transmisión de datos entre los dos continentes en un 40 por ciento

0
Compartir

El proyecto ELLA-LINK buscará unir las costas de España y Brasil a través de un cable submarino con cuatro pares de fibra óptica y una longitud de 10.000 kilómetros que permitirá mejorar y agilizar las comunicaciones entre Europa y Sudamérica, además de evitar posibles intromisiones de Estados Unidos.

Un cable neutro y de gran capacidad que estará disponible para cualquier operador

Este nuevo proyecto prevé mejorar las comunicaciones entre ambos extremos gracias a un nuevo acuerdo entre los gobiernos de ambos países. En efecto, tal y como lo describe el periódico El País, por medio de este cable submarino se solucionaría la situación actual de las prestaciones, donde de los nueve cables existentes tan solo uno (obsoleto y saturado) utiliza la ruta más corta, mientras que los restantes pasan por Estados Unidos.

Cable submarino de fibra óptica

Es por eso que el convenio firmado entre el presidente español Mariano Rajoy y el ministro brasileño de Ciencia y Tecnología, Gilberto Kassab, tiene como meta desplegar la infraestructura necesaria para que en 2019 este cable submarino de grandes dimensiones pueda unir directamente San Pablo con Madrid, conectando en el camino a Madeira, Canarias y Cabo Verde, mediante cuatro pares de fibra óptica con una capacidad total de 72 terabits por segundo.

Te puede interesar: Facebook y Nokia pisan el acelerador por la fibra submarina

La particularidad de este nuevo proyecto es que el cable submarino estará sometido a las leyes de protección de la privacidad de Brasil y Europa, mucho más estrictas que las estadounidenses, como lo ha asegurado Alfonso Gajate (presidente de la compañía española EULAlinks). Es decir, que buscará de esa manera evitar la intromisión y el espionaje en las comunicaciones de parte de Estados Unidos.

Un proyecto de gran envergadura que comunicará Europa con América

En lo que respecta a los detalles específicos del proyecto, las partes involucradas han manifestado que se tratará de un cable “neutro” que estará disponible para la utilización de parte de cualquier operador e incluso con el objetivo de no solo comunicar estos dos países, sino ampliar el proyecto a toda América y conectar en los próximos años con el futuro gran telescopio LSST que rastreará el universo desde Chile.

Despliegue de un cable submarino de fibra óptica

Por otra parte, el cable será suministrado por la compañía Alcatel Submarines Networks (ASN), adjudicataria del contrato, y subvencionado con 25 millones de euros por parte de la Unión Europea y el Consorcio hispano-brasileño EllaLink (creado en el año 2015 por las firmas EULALinks y Telebras).

Te recomendamos: Un cable submarino que llegará a España desde USA: el nuevo proyecto de Microsoft y Facebook

Evidentemente, este proyecto de gran envergadura supondrá el despliegue de una gran tecnología, tendiente a reducir el tiempo de transmisión de datos entre los dos continentes en un 40 por ciento y aportando una ruta directa de gran trascendencia, debido a que la misma tendrá una capacidad siete veces mayor a la que maneja América Latina en la actualidad.