Esta cuna “inteligente” con Wi-Fi y sensores intenta dormir al bebé automáticamente,...

Esta cuna “inteligente” con Wi-Fi y sensores intenta dormir al bebé automáticamente, pero ha de estar inmovilizado

SNOO es la cuna 2.0 que dormirá a tu bebé en un periquete

0
Compartir

La automatización está liderando el mercado tecnológico, y ahora, llega también al sueño de los bebés. Recientemente vimos una propuesta interesante por parte de Ford, aunque no es la única, pues, un equipo de ingenieros plantea una cuna con Wi-Fi para ayudar a dormir a los bebés de forma automática.

Dicho equipo cuenta con Deb Roy, el director del Laboratorio de Maquinaria Social del MIT, Yves Béhar (diseñador de Jawbone) y el pediatra Harvey Karp, quien pensó “las cinco claves para calmar un bebé” (envolver, ladear, silenciar, balancear, succionar), las cuales podrían materializarse en parte en una cuna “inteligente”, SNOO. Esta cuna pretende ser una ayuda para calmar a los bebés antes de que sean asistidos por los padres.

La cuna incorpora Wi-Fi para que pueda haber una configuración vía app, así como también una monitorización del bebé, gracias a la información que envían los sensores de movimiento y los micrófonos que integra. De hecho, los movimientos hacen que el sistema se active, la cuna empiece a mecer al bebé y a emitir los sonidos que, según Karp, ayudan a conciliar el sueño de los bebés, además, también a los adultos.

Entre las especificaciones técnicas tenemos: Wi-Fi 802.11 b/g/n 2,4 GHz y los múltiples micrófonos, un motor optimizado para movimientos de baja velocidad, placas circulares bajo del colchón, que giran para producir el balanceo, y un sensor de luz para poder ajustar la intensidad del LED. Las sábanas incluyen algodón orgánico y las medidas son 76,2 x 40,64 x 81,28 centímetros, con un peso total de 17,24 kilogramos.

Los ingenieros del MIT Media Lab desarrollaron los algoritmos específicos, que permiten diferenciar el ruido externo del llanto del bebé, así como también detectar la angustia.

El invento se logró probar en 200 bebés y, actualmente, tiene un coste de 1.160 dólares con un mes de prueba según la página web. En ella, encontraremos los testimonios y las valoraciones de los padres que han podido gozar del producto.

Para poder activar la cuna, el bebé debe estar sujeto al “SNOO Sack”. En los laterales de la cuna existen unos sacos que se fijan con unos clics y mantiene inmovilizado al pequeño, de modo que sólo puede dormir hacia arriba, el saco evita que el bebé se gire y tenga una posición inadecuada que le impida la respiración.

Las cunas “inteligentes” se generalizan debido a la aprobación de los padres, ya que apoyan nuevos inventos que solucionan procesos dentro del hogar. Por último, los ingenieros recomiendan que los padres deben disponer de tiempo de uso y confianza en estos dispositivos para que su funcionamiento sea el adecuado y adaptado a sus necesidades y las de sus hijos.

Fuente: ISO Móvil

No hay comentarios

Dejar una respuesta