No vueles tu dron durante una tormenta. Esto es lo que le...

No vueles tu dron durante una tormenta. Esto es lo que le ocurrirá si le cae un rayo

0
Compartir

Los drones cada vez gozan de mayor popularidad entre el gran público. A día de hoy son muchos los usuarios que disfrutan de volar sus pequeños cuadricópteros en parques y jardines.

El uso de estos pequeños dispositivos voladores es muy variado. Actualmente se usan para un sinfín de tareas distintas, desde grabar en vídeo tomas espectaculares, pasando por la entrega de paquetes a domicilio o la revisión del alcantarillado de grandes ciudades como Barcelona.

En un futuro, el uso de drones se va a popularizar todavía más. De hecho, este mismo año se espera que veamos los primeros drones transportando pasajeros. Incluso, muchos científicos están pensando en sustituir las abejas por drones, algo que ya hemos podido ver en algunas obras de ciencia ficción.

Volar un dron puede ser muy divertido. Sim embargo, hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir el lugar en el que lo vamos a volar y las condiciones climáticas existentes en ese momento. Muchos usuarios es muy posible que se hayan preguntado alguna vez si es seguro volarlos mientras se está produciendo una tormenta eléctrica. Ahora, tenemos las respuesta a esta pregunta.

¿Puedo volar un dron durante una tormenta? La respuesta es clara, no debes

El youtuber Tom Scott ha decidido llevar a cabo un experimento para probar los efectos que un rayo puede producir al impactar con un dron. Para realizar este experimento se ha desplazado hasta el laboratorio de alto voltaje de la Universidad de Manchester, un centro que se dedica a probar los efectos de los rayos en el fuselaje de los aviones.


Hasta allí se ha llevado dos drones DJI Phantom 3 con los que ha realizado las pruebas. El resultado es claro, tras recibir una descarga el primer cuadricóptero se desploma de manera fulminante. Lo más curioso es que la batería se mantiene completamente intacta y el dispositivo vuelve a funcionar tras el impacto. La corriente eléctrica entra por uno de los rotores y sale por una de las patas del tren de aterrizaje, friendo todos los circuitos que encuentra a su paso.

Para la segunda prueba los técnicos y Scott deciden añadir un pequeño pararrayos al dron unido a un cable conductor. De esta manera esperan que el rayo no afecte al dron y se mantenga alejado de él. Sin embargo, este sistema no sirve de nada y el rayo impacta directamente sobre el pequeño dispositivo, haciendo explotar los rotores y arrancando las hélices.

Después de estas pruebas la conclusión está bien clara. Si tienes un dron no salgas a volarlo mientras se está produciendo una tormenta eléctrica, espera a que esta pare si no quieres que tu pequeña aeronave acabe completamente calcinada.