Plastc se hace con 9 millones de dólares del crowdfunding, se declara...

Plastc se hace con 9 millones de dólares del crowdfunding, se declara en bancarrota y no devuelve ni un duro

Ninguno de sus 80.000 compradores recibirá un reintegro por su fallida compra

0
Compartir

Plastc nació como un interesante proyecto destinado a reunir todas las tarjetas de crédito utilizadas por un consumidor en un solo plástico “inteligente”. Sin embargo, después de una fallida campaña de financiamiento colectivo, terminó siendo un timo más que se ha hecho con el dinero de quienes depositaron su confianza en el anhelado producto.

Plastc se declara en bancarrota y no regresará el dinero recolectado

Después de tres años de haber iniciado su campaña de financiamiento colectivo o crowdfunding, y a través de un comunicado en su portal web, los responsables del proyecto Plastc se han declarado en bancarrota, cerrando sus operaciones oficialmente el 20 de abril.

Tarjeta inteligente Plastc concepto

De esa manera, el proyecto lanzado en 2014 y que prometía ofrecer una tarjeta capaz de agrupar digitalmente hasta 20 tarjetas de crédito en un solo plástico llega a su fin y sin un final feliz. Al respecto, tal y como lo indica el portal Engadget, esta innovadora propuesta prometía aliviar a los consumidores el hecho de tener que cargar con varias tarjetas y fusionar todas ellas en una sola.

Te puede interesar: Google+, Facebook y Twitter deberán eliminar las estafas o se arriesgarán a medidas legales

En efecto, el proyecto prometía enviar las tarjetas a aquellos que aplicaran por la iniciativa y realizaran su pedido, pagando un coste de 150 dólares. De esa manera, sus mentores lograron conseguir un total de 9 millones de dólares, gracias a 80.000 pedidos anticipados de la tarjeta.

Pero, como lo indican las fuentes, la empresa no será capaz de concretar ningún pedido, debido a que va a declararse en bancarrota y despedirá a todos sus empleados. Asombrosamente, se desconocen los motivos por los cuales la compañía no ha sido capaz de concretar el proyecto con el financiamiento conseguido.

Tarjeta inteligente Plastc

De acuerdo a los trascendidos, la compañía no regresará el dinero a ninguno de sus clientes, puesto que no han fabricado ni una tarjeta y no cuentan con el capital necesario para desplegar las próximas etapas del proyecto. Así, termina siendo una nueva estafa potencial entre los proyectos de financiamiento colectivo.

Lamentablemente, se desconocen los motivos reales que han impedido que se llegue a buen puerto con la iniciativa y que han hecho las personas a cargo con el dinero recaudado. Por otra parte, se han cancelado sus cuentas de redes sociales y cerrado sus canales de comercialización.

A causa de todos estos problemas, como lo indica el portal WWWhat’s new, la compañía no consiguió cerrar una ronda de inversión en febrero pasado por 3.500 millones de dólares, dando el tiro de gracia al devenido proyecto.

Te recomendamos: La burda estafa de Zetta Smartphone: su falsa “bellota mordida” sobre el logo de Xiaomi

¿Qué pensáis? ¿Consideráis peligroso apostar por proyectos de financiamiento colectivo? ¿Creéis que este es un caso aislado o que sobran los ejemplos para desconfiar? ¿Habéis comprado algún producto a través del crowdfunding? No olvidéis dejar vuestras impresiones a través de los comentarios.