Esta tela de metal impresa en 3D será el material del futuro,...

Esta tela de metal impresa en 3D será el material del futuro, según la NASA

0
Compartir

La tecnología avanza a una velocidad vertiginosa. Este avance permite la creación de nuevos materiales cuyos usos pueden significar una solución para problemas que hasta ahora no la tenían.

El grafeno es uno de ellos. Este material tiene un sinfín de usos distintos. El que ha sido calificado por los científicos como el material más resistente del mundo, será fundamental en la fabricación de las pantallas OLED del futuro. Además, su tremenda flexibilidad nos permitirá tener pantallas incluso en nuestra ropa.

Otros, como el material más oscuro del mundo, del que os hablamos hace unas semanas, tienen una dudosa utilidad pero demuestran lo maravillosa que puede llegar a ser la ciencia.

La NASA ha sido la encargada de crear un nuevo material que puede ser fundamental en las misiones espaciales del futuro. Se trata de una tela metálica creada mediante impresión 3D. Esta tiene el aspecto de una malla encadenada y ha sido bautizada por la agencia estadounidense como “tela espacial”.

Un material con infinidad de usos

Como ya hemos comentado, los usos de este nuevo material son prácticamente infinitos. Gracias a sus propiedades puede ser usado para recubrir naves y antenas espaciales, como traje para los astronautas o superficie sobre la que caminar en planetas desconocidos, entre otros muchos usos.

Además, al ser una especie de malla encadenada podrá ser destruida para posteriormente crear una nueva herramienta con el mismo material. Esto se debe al factor de reutilización que posee, ya que permite que el mismo material que ha servido para realizar una tarea, se pueda volver a imprimir en 3D para ser usado en otra tarea distinta.

La NASA no ha dado detalles acerca de los materiales usados para fabricar esta tela. Pero si han anunciado que gracias a sus propiedades es capaz de reflejar la luz por una de sus caras y absorberla por la otra. Esto permitirá, según la agencia, tener un control térmico para la gestión del calor pasivo.

De momento, este nuevo material se encuentra en una etapa muy temprana de desarrollo. Las intenciones de la NASA es usarlo en las misiones espaciales que se lleven a cabo en los próximos años. La agencia espacial estadounidense tiene muchas esperanzas puestas en él y cree que es el material del futuro.