Tempow, la startup que quiere sacarle todo el jugo al Bluetooth

Tempow, la startup que quiere sacarle todo el jugo al Bluetooth

0
Compartir

Se podría decir que con la llegada de Bluetooth 5 y las mejoras que ofrece, se ha producido en el mundo tecnológico un aumento del interés por sacarle mayor partido a las ventajas que ofrece esta conexión y, por tanto, aumentar sus posibles aplicaciones y rendimiento.

Tras conocer el curioso dato de cómo sería enviar sabores por Bluetooth, ahora nos enfrentamos a la iniciativa que está llevando a cabo una startup francesa, un plan de trabajo que pretende añadir versatilidad a los dispositivos de sonido con Bluetooth que la mayoría ya tenemos en casa o en el trabajo.

Más posibilidades para tu música

La empresa a la que estamos haciendo referencia recibe el nombre de Tempow, y según cuentan en TechCrunch, su objetivo es implementar un nuevo protocolo Bluetooth que permita reproducir música desde un teléfono en varios altavoces y auriculares al mismo tiempo.

Esta iniciativa tiene sentido desde el momento en el que estos altavoces han comenzado a proliferar. Hemos llegado a un punto en el que es normal que los usuarios incluso cuenten con un par de estos dispositivos en casa, y lo cierto es que no tiene demasiado sentido el hecho de no poder usarlos al mismo tiempo.

Desde Tempow han logrado diseñar un método que permite sincronizar cada altavoz con el teléfono de referencia y, a través de éste, gestionar los volúmenes y reproducción de todos ellos. Ahora bien, desde la empresa buscan llegar a un acuerdo con los fabricantes de terminales móviles para que licencien su protocolo Bluetooth.

No será fácil, ya que los mismos fabricantes también trabajan desde hace tiempo en lograr alcanzar el mismo resultado. Samsung o Apple son dos de los gigantes que han demostrado trabajar en el mismo protocolo.

El protocolo de Tempow

La clave para ver progresar a la startup francesa radicará en la calidad y facilidad de la que disponga su creación. Si las compañías ven una mejora fácilmente aplicable, es más probable que decidan adquirir sus servicios para verlos a bordo de sus dispositivos tecnológicos.

A fin de cuentas, este tipo de licitaciones suelen hacerse bajo un modelo de coste por dispositivo que incluye el protocolo, un buen negocio para la startup pero que no es nada barato para la empresa compradora. La adquisición tendrá que valer la pena.