Tizen, el sistema de Samsung es más bien una fuente de dolores...

Tizen, el sistema de Samsung es más bien una fuente de dolores de cabeza

0
Compartir

Cuando uno echa un vistazo a los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+ queda más que clara la ambición de la compañía por poner en el mercado terminales punteros y ambiciosos. La compañía coreana busca ser la reina del sector móvil desde hace unos cuántos años, pero sin embargo existen otras áreas o características que chirrían, como el hecho de que aún no cuente con su sistema operativo propio.

No estamos hablando de un tema que se les escape a los responsables de Samsung, puesto que ya llevan un tiempo tratando de desarrollar su propio sistema, bajo el nombre de Tizen. Las ventajas de lograr ese software propio son muchas, empezando por la libertad de no depender de terceros y contar siempre con las mejores versiones para sus propios dispositivos.

Sin embargo, la iniciativa no les termina de funcionar. Hace ya tiempo que nos preguntamos si nadie quiere desarrollar para Tizen, y puede que ahora tengamos una respuesta de por qué se produce esta dejadez por parte de los desarrolladores. ¿Por qué no les termina de cautivar el sistema operativo de Samsung?

Malas opiniones sobre Tizen

Parece que si durante algún tiempo el desamor de los responsables de software por Tizen ha sido un misterio, ahora la cosa va a cambiar. No son pocas las figuras del mundillo que han comenzado a alzar la voz en contra del sistema de Samsung y poniendo en evidencia sus fallos. Desde Engadget han recogido las palabras del investigador Amihai Neiderman, que para ser sinceros se ha despachado a gusto con la creación de Samsung. El experto afirma haber probado el sistema tanto con smartphones, como con dispositivos wearables y Smart TV, encontrando problemas en el uso de los tres tipos de dispositivos.

Neiderman confiesa haber encontrado más de 40 vulnerabilidades en el sistema operativo, una característica que sin duda expondría a los dispositivos a ataques remotos y que no lo hace apto para ser lanzado al mercado. El experto se despacha a gusto con Tizen y lo califica como “el peor código” que jamás ha visto. Unas declaraciones que sin duda no ayudan a que Tizen pueda levantar el vuelo próximamente.

Desde luego que todo esto no son buenas noticias para el desarrollo del sistema de Samsung, más aún tratándose de problemas radicados principalmente con los métodos de encriptación y autentificación con los que trabaja actualmente Tizen. La privacidad se está presentando actualmente como una de las características más valoradas por los usuarios, y las compañías deben cuidarla al más mínimo detalle si quieren sobrevivir.

La privacidad, asignatura pendiente

Si queremos mirar todo este asunto desde un ángulo positivo, podemos decir que al menos en Samsung ya saben el área de trabajo en la que deben centrarse para mejorar sus opciones. Aunque claro, tampoco deja de llamarnos poderosamente la atención que a la hora de crear un sistema operativo móvil los principales problemas se sitúen en el apartado de la seguridad y la privacidad.

Vivimos en un mundo en el que nuestros datos sensibles se guardan con más frecuencia en dispositivos móviles, y a sabiendas de que los ataques cibernéticos van en aumento. Es por esto por lo que los fabricantes no deben enfocar la seguridad de su software como una opción más, sino que deben tratarla como un factor prioritario.

Tizen tendrá que continuar su desarrollo si es que algún día quiere llegar a ver la luz. Desde luego que ese día de lanzamiento no parece estar cercano para Samsung, y eso es un problema. En un mercado cada vez más polarizado hacia los dispositivos iOS y Android, no contar con un SO propio es un riesgo que más tarde o más temprano puede explotarle a la firma coreana en la cara.

No hay comentarios

Dejar una respuesta