¿Para qué le servirá Android a Volvo?

¿Para qué le servirá Android a Volvo?

0
Compartir

En el sector de los coches parece haber comenzado una batalla sin tregua por triunfar en algún ámbito. Decimos esto porque si hace no demasiados meses parecía que el futuro de las cuatro ruedas estaba en los vehículos eléctricos, ahora las opciones se diversifican y nos obligan a pensar tanto en coches autónomos como en coches voladores.

Para muestra un botón y la idea de Toyota de tener coches voladores para los JJOO de 2020, pero tampoco debemos olvidarnos de otros campos que también llaman poderosamente la atención del consumidor, como puede ser el mundo de la seguridad, un entorno que interesa a Volvo hasta el punto de la obsesión.

Nuevo sistema a bordo basado en Android

La compañía sueca se estaría planteando la incorporación de un nuevo y avanzado sistema de seguridad para sus futuros coches, y para lograrlo no han pensado en otros que no sean Google y su archiconocido sistema operativo Android. Así pues, bajo la denominación de plataforma Sensus, ambas compañías ya se han puesto manos a la obra.

Según cuentan en SlashGear, parece que la principal fortaleza de este nuevo sistema será la capacidad que tendrá para incorporar software y apps diseñados para el sistema móvil. Toda una ventana de nuevas oportunidades que, si todo sucede como quieren en Volvo, veremos a bordo de un coche de la firma en un período de dos años.

Te puede interesar: ¿Tendrá Volvo el coche eléctrico más económico?

La firma sueca aspira a una ampliación de las capacidades de Sensus que permita a los conductores una mayor personalización del entorno dentro del automóvil. Por su parte, Google amplía de esta manera su presencia en un mercado en el que ya cuenta con importantes alianzas, como la alcanzada con Chrysler para introducir Android Nougat a bordo de sus automóviles.

El gran cambio de la conducción

Y en lo relativo a los usuarios de este tipo de coches del futuro, debemos prepararnos para un gran cambio en lo relativo a la experiencia de ir en coche. El hecho de que próximamente viajar en coche no requiera que el conductor esté constantemente pendiente de la conducción abre las puertas a un gran cambio que también presente amplias opciones de cara al entretenimiento y/o el ocio.