Inicio Actualidad La ‘bóveda del fin del mundo’ se inunda

La ‘bóveda del fin del mundo’ se inunda

0
Compartir

La tecnología nos trae beneficios positivos, y ya existen muchos dispositivos capaces de mejorar el medioambiente como lo es la bici que purifica el aire, además encontramos en Noruega, un increíble proyecto que se realizó con el fin de preservar la información de la humanidad en un bóveda; tecnologías que funcionan a largo plazo. Ahora, hablemos un poco de la ‘bóveda del fin del mundo’, la cual fue diseñada para soportar todo, y sí, realmente es así. Dentro de esta bóveda se encuentra un gran y enorme banco de semillas de todo el mundo, esto con el fin de salvar a la humanidad en caso de un posible desastre mundial, puesto que, tendríamos a nuestro alcance alimento suficiente para sobrevivir muchos años.

Aunque, existe un problema, el cambio climático, que actualmente, es unas de las más grandes amenaza que existe en nuestro planeta. Sin duda, el aumento en las temperaturas ha hecho que el permafrost que protege la bóveda se derritiera, como consecuencia, provocó una inundación que puso en ‘riesgo las semilla’.

Las super semillas

Ahora, la ‘bóveda del fin del mundo’ está completamente bajo tierra, concretamente en una montaña del círculo Ártico, dentro de la isla Noruega de Spitsbergen, dentro, contiene casi un millón de unidades de semillas de casi todo el mundo. Desde un principio aseguraron que la bóveda proporcionaría total protección a prueba de fallos contra posibles desastres naturales de cualquier tipo.

Las temperaturas alcanzadas en el Ártico son impresionante, siendo el año más caluroso jamás registrado en toda la historia. La consecuencia fue el descongelamiento del permafrost que ocasiono una gran inundación que llenó de agua el inicio del túnel.

Por causa justa, el agua se congeló antes de poder llegar a la entrada de la bóveda, ahora la entrada está compuesta por una especie de glaciar, nada que la tecnología no pueda solucionar. Las semillas se mantienen seguras a una temperatura promedio de -18 °C dentro de la bóveda.

El gobierno noruego está llevando a cabo tareas de monitorización las 24 horas en caso de que puedan surgir algún otro tipo de problemas, que puedan comprometer la seguridad de la bóveda. Sin duda, todo parece indicar, que la seguridad de las semillas es prioridad para las grandes naciones de todo el mundo. Por ello, estamos siendo informados de nuevas tecnologías capaces de reducir el riesgo a desastres naturales. En la fuerza esta la unión, y los problemas ambientales es la consecuencia a debatir.

Síguenos en Facebook y Twitter para conocer más noticias

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here