La cámara más rápida del mundo es capaz de captar 5 millones...

La cámara más rápida del mundo es capaz de captar 5 millones de frames por segundo

0
Compartir

La variedad de cámaras fotográficas que podemos encontrar hoy día en el mercado es increíble. Las nuevas tecnologías están provocando que las cámaras se adapten a ellas. En la época actual en la que la Realidad Virtual está tomando un papel protagonista, ya encontramos cámaras dedicadas a grabar vídeos en 360 grados. Es el caso de la Yi Halo, la próxima generación de cámaras de Realidad Virtual de Google.

Dentro de este mismo apartado podemos encontrar un sinfín de compañías fotográficas que se han interesado por sacar sus propias cámaras para grabar estos novedosos vídeos. Incluso empresas ajenas a este negocio, como Facebook, también han querido sumarse a la moda de las cámaras en formato 360 grados.

Además, los teléfonos móviles han cambiado totalmente la manera que tenemos de hacer fotos. En la actualidad, incluso algunos terminales de gama media-baja incluyen cámaras capaces de lograr resultados realmente sorprendentes. Esto está provocando que mucha gente se olvide de comprar cámaras de fotos y se decidan a adquirir un teléfono con una buena cámara.

La cámara de la que os vamos a hablar hoy difícilmente podría ser incluida en un teléfono móvil, ya que está pensada para capturar procesos físicos o químicos que hasta este momento no podían ser retratados.

La cámara más rápida del mundo

Esta cámara ha sido creada por un grupo de investigadores de la Lund University, en Suecia. Este espectacular dispositivo es capaz de captar 5 millones de frames por segundo y, gracias a un algoritmo que han desarrollado, de capturar varias imágenes codificadas en una sola fotografía y posteriormente clasificarlas en un vídeo.

Sus creadores han conseguido capturar el desplazamiento de la luz, es decir, han podido retratar cómo un grupo de fotones se desplazan la distancia que ocupa el grosor de un folio. La cámara utiliza una serie de flashes de láser que dan un código para retratar un elemento.


Lo mejor de este descubrimiento no es la velocidad que han conseguido. Para los investigadores, el verdadero hallazgo es la capacidad de capturar los cambios de sustancias específicas cuando estos se están produciendo. Algo que supone una autentica revolución dentro del mundo de la ciencia.