Se anuncia el despido del director del FBI

Se anuncia el despido del director del FBI

0
Compartir

La noticia ha saltado en EEUU, Donald Trump ha cesado de su cargo al director del FBI. El despido se ha producido este mismo martes de manera fulminante y las posibles razones que justifican la medida serían las polémicas en las que la agencia de investigación se ha visto envuelta en los últimos tiempos.

James Comey, el ya ex director del FBI, llegó al cargo en septiembre de 2013, que es lo mismo que decir que era un directivo pre Trump. Es por todos sabidos que al nuevo presidente norteamericano no le causan demasiada simpatía los altos cargos que estaban en el poder a su llegada, y parece que ahora podría haber encontrado la excusa perfecta para deshacerse de Comey.

Un directivo molesto

A la espera de conocer una declaración oficial que nos revele los motivos del cese, sean justificados o no, hay que recordar que el director del FBI estaba siendo señalado en las últimas horas como un fuerte punto de presión contra Donald Trump. Comey se había posicionado públicamente en contra de varias de las opiniones del presidente del país y eso ha terminado por salirle caro.

Pero que nadie piense que Comey era contrario a Trump y partidario de Clinton, nada más lejos de la realidad. Y es que la propia Hillary Clinton ha acusado al ex director del FBI de arruinar su campaña política tras publicar una carta en la que sembraba la duda de la entonces candidata.

Podría decirse pues que James Comey es un hombre al que le gusta regirse por sus propias reglas y que no se casa con nadie. Según indican en L’express, Comey sería algo así como un jugador de ajedrez de la política, una persona muy meticulosa que sabe qué teclas hay que tocar para conseguir lograr lo que desea.

Polémica en torno al FBI

Pero no hay que olvidar que en los últimos tiempos la agencia de investigación que dirigía no ha estado exenta de polémicas. Tras el bochornoso episodio vivido con Apple por el iPhone de San Bernardino, conocimos también que el FBI hackeó 8000 equipos con una sola orden judicial y eso sin olvidar la polémica sobre si es racista el programa de reconocimiento facial del FBI.

Muchos episodios conflictivos que podrían haberle terminado costando el cargo a Comey. Durante las próximas horas conoceremos más detalles sobre esta destitución, que promete ser otro de los grandes momentos de la era Trump.