Inicio Actualidad Hasta Donald Trump ha sido víctima de las noticias falsas

Hasta Donald Trump ha sido víctima de las noticias falsas

El primer mandatario de EEUU ha sido víctima de las noticias falsas que aparecen en internet que se originan de fuentes dudosas

0
Compartir

El presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, en ocasiones muy raras navega por la web por sí mismo, ya que por lo general ya tiene a un personal encargado de dejar las noticias del día sobre su escritorio, incluyendo en ocasiones noticias falsas o engañosas que se filtran en la red.

Reince Priebus, quien es Jefe del gabinete de la casa Blanca, emitió un comunicado que venía de la mano con una advertencia bastante severa, donde expresa al personal de alto nivel del presidente Trump, que deben dejar de ocultar asuntos de seguridad nacional al presidente Trump.

En días anteriores, K.T. McFarland, consejero delegado de Seguridad Nacional, había entregado al presidente Trump una copia falsa de dos portadas de la revista Time de 1977 en la que se habla de la edad del Hielo.

Una de esas portadas, según cuatro funcionarios de la casa blanca que se encontraban familiarizados con el tema, pertenece a la década de 1970, donde hace una advertencia sobre la próxima era glacial, y la otra portada perteneciente al 2008, que trata sobre cómo sobrevivir al calentamiento global.

A raíz de esto el presidente de Estados Unidos, pensó sobre la hipocresía de los medios, el problema era que la portada de los 70 era falsa, en realidad era una broma que por años había circulado en la web. El personal de Donald Trump, hizo un eficaz seguimiento a la verdad, antes de que el presidente pudiese realizar un anuncio, o hablara públicamente al respecto.

No es la primera vez que sucede

Durante la campaña electoral, para las presidenciales, Donald Trump ya se había vuelto un aficionado a imprimir cosas de Internet para usarlas en sus mítines. “Trump hace un uso mínimo de Internet más allá de tuitear o rastrear sus menciones”.

Te recomendamos: Donald Trump tiene un deseo, que la NASA llegue a Marte mientras él sea presidente

Las demás noticias que lee son más una cuestión de mera casualidad. Trump también recibe un resumen diario de noticias recopilado por su gabinete de comunicación, pero los funcionarios de la Casa Blanca no saben exactamente hasta qué punto lo lee. El personal de la Casa Blanca (y antes el personal de campaña) trata de asegurarse de que la dieta informativa del presidente incluya dosis regulares de elogios e historias positivas sobre él para animarle.

La corriente informativa referida a los comandantes en jefe anteriores a Trump, se ha supervisado firmemente, pero de manera distinta, el actual presidente de los Estados Unidos, prefiere una oficina oval abierta con un flujo libre de ideas e insumos de ambos canales oficiales y oficiosos, que a menudo no distingue entre los dos. Sus ayudantes en ocasiones le pasan historias para presionar su ventaja sobre la política, otras veces lo hacen para ganar una ventaja en el aparentemente interminable “juego de tronos” dentro del ala oeste.

Según funcionarios de la Casa Blanca y otros con interacciones directas con el presidente, las consecuencias pueden ser tremendas y de gran escala, tanto positivas como negativas. Una noticia de noticias en las manos de Trump en el momento adecuado puede torpedear una cita o reorientar la agenda del presidente.

Reacciones inesperadas

Los actuales y antiguos funcionarios de Trump, dicen que el presidente, puede reaccionar de forma impulsiva a clips de prensa negativos, especialmente aquellos perjudiciales. Esto sucedió a finales de febrero, cuando alguien entregó de manera maliciosa al presidente una copia impresa de un artículo de GotNews, el sitio web del provocador de Internet Charles C. Johnson, donde acusaba a la subdirectora Katie Walsh de ser “la fuente detrás de un montón De fugas “en la Casa Blanca.

Trump leyó el artículo y comenzó a preguntar al personal acerca de Walsh. Johnson, comenzando a rastrear las direcciones IP de Walsh. Ante esto Priebus y el secretario del personal de la Casa Blanca Rob Porter han intentado implementar un sistema para administrar y documentar el flujo de noticias que el presidente recibe.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here