iPhone, breves pinceladas de su historia

iPhone, breves pinceladas de su historia

0
Compartir

A simple vista podría, por el título, parecer que nos vamos a encontrar con unas someras notas sobre lo que ha sido la evolución del iPhone, la piedra angular cuando nos referimos a ventas de los de Cupertino.

Sin embargo, cuando hablamos de pinceladas, estamos hablando de los trazos de pintura magistral que al buque insignia de Apple, su iPhone, le dio uno de los fundadores de la compañía: nos referimos a Steve Jobs.

El primer iPhone

Pero comencemos por el principio. El primer iPhone que nació de las mesas de diseño de lo que ahora se llama Apple Campus fue presentado en sociedad en 2007, y en estos momentos su tecnología ha sido ampliamente superada por modelos más evolucionados tanto de la propia Apple como de sus competidores.

Te puede interesar: Así será el iPhone 8, según estas imágenes filtradas

Los primeros consumidores que tuvieron el primer iPhone estaban maravillados con su nuevo teléfono móvil.En Applesencia podéis ver un interesante artículo de cómo fue la experiencia para un consumidor con el primer modelo de iPhone.

En su momento las especificaciones técnicas del primer iPhone fueron un auténtico bombazo, despertando el deseo de todos los geek que poblaban el planeta.

Esta pasión por los iPhone se ha repetido desde este primer iPhone hasta el más actual, el iPhone 7S o su hermano mayor, que todo parece indicar que será el iPhone 8.

Todavía se recuerda la presentación del primer iPhone por parte de Steve Jobs, un encantador de serpientes, que nuevamente cautivó al mundo con el primer teléfono móvil que tenía impreso la característica manzana mellada de Apple.

En aquel momento, las pantallas multitáctiles capacitivas de 3,5 pulgadas supusieron un hito, cuando casi no existían en el mercado de los dispositivos táctiles.

Además, suponemos que por una estrategia de mercadotecnia para resaltar la exclusividad de Apple, el teléfono móvil solo se vendió en Estados Unidos.

La cámara del primer iPhone tenía una resolución de 2,2 megapíxeles mientras que el procesador era un Samsung S5L8900 y contaba con una memoria RAM de 128 MB.

Como ya hemos indicado anteriormente, ahora estas especificaciones técnicas del primer iPhone nos parecen dignas de un país del tercer mundo, pero, en ese año 2007, fueron la bomba.

El almacenamiento, aunque en aquellos momentos era lo más de lo más, solo alcanzaba los 16 GB, que se reducían a 8 en la versión más sencilla del primer teléfono móvil de Apple. La resolución de la pantalla del primer iPhone era de solo 320 x 480 píxeles.

iPhone 3G

Un año después de haber salido al mercado el primer iPhone, nuevamente Steve Jobs presenta el nuevo modelo iPhone 3G, que es el primero de la saga que se vendió en los cinco continentes.

Las mejoras en este modelo fueron solo a nivel de especificaciones técnicas, ya que exteriormente era casi idéntico a su hermano mayor.

Sin embargo, su principal ventaja tecnológica fue que era capaz de utilizar tecnología de transmisión de datos 3G, que permitía transmitir voz y datos utilizando el estándar UMTS.

Todo ello era posible por su procesador Samsung S5L8900 con una memoria RAM de 128 MB y con una capacidad de almacenamiento masivo que, en su horquilla máxima, llegaba a los 32 GB.

iPhone 3GS

Procediendo de un diseño y una tecnología que tenía como base el iPhone 3G, una de las novedades del nuevo modelo 3GS, y no de índole menor, era que a la izquierda de la pantalla inicial se podían realizar búsquedas de música, vídeos, aplicaciones, correos electrónicos, contactos y archivos de todo tipo.

Además, el procesador que regía el sistema era más potente que el del 3G. Este nuevo modelo de iPhone estrenaba un nuevo sistema operativo, bautizado como iOS 3.

El nuevo sistema operativo llevaba a otra dimensión las funciones de un teléfono móvil, como lo va a llevar en este 2017 la nueva versión iOS 11.

Entre esas nuevas funcionalidades que encontramos en el iPhone 3GS estaban: una grabadora de voz, que por primera vez se podían enviar mensajes multimedia, la existencia de una brújula – quién sabe a qué parajes inhóspitos podíamos acabar viajando – y que el iPhone 3GS permitía, bien es cierto que de una manera rudimentaria, grabar vídeos y editarlos.

Al mismo tiempo, el GPS del iPhone 3GS estaba muy mejorado si lo comparábamos con el primer modelo de teléfonos que sacó Apple al mercado.

Además, el GPS de este modelo se podía utilizar con aplicaciones que permitían dirigir al usuario a un destino, inclusive si estaba en zonas con gran densidad de construcciones y edificios.

El iPhone 3GS fue el primer teléfono móvil de Apple que logró un gran éxito de ventas y, además, desató la locura: en solo el primer fin de semana de estar a la venta vendió más de un millón de unidades.

iPhone 4 y 4S

Este nuevo modelo, que salió a la venta en 2010, ha sido con mucho, el modelo más vendido de la serie de teléfonos iPhone. A partir del iPhone 4, este modelo incluido, los aspectos ligados al diseño adquieren verdadera importancia.

El iPhone 4 tenía una carcasa poligonal, y en la parte frontal y trasera tenía dos superficies planas fabricadas con vidrio sobre un chasis de acero.

A un cuidado diseño también le acompañaba un hardware que era lo más avanzado del momento.

Su cámara tenía una resolución de 5 megapíxeles y permitía, cosa no habitual en esos años, grabar vídeo con resolución HD. Su procesador era un A4, que rendía una velocidad de 1 GHz y que estaba auxiliado por una memoria RAM de 512 MB.

Por primera vez en la corta historia de los iPhones, la cámara fotográfica tenía un flash incorporado, lo que mejoró mucho la calidad de las fotografías que se podían realizar, sobre todo en situaciones de baja luminosidad.

Las novedades también llegaron al sistema operativo que por primera vez era un iOS con capacidad de multitarea.

Además, aparecen interesantes aplicaciones como iBook, iMovie o el primer Game Center que permitía partidas multijugador. Para un análisis más detallado de lo que ha sido la evolución de iOS os podéis ilustrar con este certero análisis publicado en Ipadizate.

Tendrá que llegar el 4 de octubre del 2011 para que se presentase en sociedad el iPhone 4S, teléfono que ya no pudo ser presentado por Steve Jobs por haber fallecido semanas antes.

Entre las novedades, además de una cámara fotográfica de 8 megapíxeles, estaba Siri.

Siri fue el primer asistente virtual que apareció en telefonía móvil. A partir de ese momento se podía interactuar con el sistema operativo del iPhone a base de comandos de voz.

El iPhone 4S fue otro de los bombazos de ventas de Apple, gracias, sobre todo, a una mejora considerable del hardware del teléfono.

Este modelo tiene un chip A5 de doble núcleo con una velocidad de reloj de 1 GHz. Se trataba del primer procesador bajo la arquitectura de núcleos que se implementaba en un iPhone.

Expresándolo de modo conciso, un procesador organizado en núcleos permite una mayor cantidad de procesos concurrentes y una mayor velocidad en la resolución de las tareas.

iPhone 5 y 5C

Hace 5 años, apareció en el mercado el iPhone 5, que destacaba por una pantalla táctil más grande que las de sus predecesores, contando con una superficie de pantalla táctil de 4 pulgadas.

Aunque que a nivel de hardware no supuso grandes cambios, sí los supuso a nivel de las funciones del sistema operativo.

Entre las nuevas funciones del sistema operativo nos encontramos con Passbook, un administrador de tarjetas y un gestor de cupones y entradas de eventos.

Además, incluía su propio sistema de mapas con el que pretendía competir con Google Maps.

Apple volvió a confiar en materiales de diseño ya clásicos del iPhone, como aluminio y cristal, lo que permitió que el iPhone 5 fuese más ligero que el iPhone 4S, inclusive teniendo unas dimensiones mayores.

Por primera vez aparece un modelo de iPhone con una capacidad de almacenamiento de 64 GB y con el sistema de carga de energía Lightning, sistema que luego se generalizaría.

Con este modelo Apple decide diversificar su mercado: además de un smartphone para las élites es la primera vez que produce un smartphone «low cost», que corresponde al iPhone 5C.

Como principales novedades en la familia de los iPhone 5S nos encontramos con el primer sensor biométrico en los teléfonos de la empresa que ahora dirige Tim Cook.

El sensor recibió el nombre de Touch ID. Al mismo tiempo se introduce en un iPhone el primer chip de 64 bits.

iPhone 5S

El iPhone 5S tuvo un éxito que casi nadie se esperaba. Aunque a nivel de diseño todos los smartphones de esta familia eran similares, el iPhone 5S contenía dos novedades que lo hacían muy atractivo.

La primera de esas primicias era un botón de Home que estaba localizado en la parte inferior de la pantalla. Rodeado de un anillo de zafiro, entre las funciones del botón se encontraban poder desbloquear el teléfono pulsando Home.

La segunda novedad era que en la parte posterior del smartphone se encontraba un flash más grande de lo habitual, ya que era un flash doble. En cuanto al hardware, el iPhone 5S utiliza, por primera vez, un procesador A7.

Se trata de un nuevo procesador más potente que los anteriormente utilizados y con la ventaja que su arquitectura también es a base de núcleos.

iPhone 6 y 6 Plus

En estos dos modelos Apple apostó decididamente por el tamaño: los dos smartphones son de grandes dimensiones. Mientas que el iPhone 6 tenía unas dimensiones de 4,7 pulgadas, su hermano mayor las tenía de 5,5 pulgadas.

Haber convertido a estos dos modelos en teléfonos móviles de grandes dimensiones, se hizo, sin desmerecer otros objetivos, para tener una buena acogida en los mercados asiáticos donde gustan de teléfonos grandes.

El chip de los iPhones 6 y 6S es un A8 con una arquitectura de 64 bits además de poseer un coprocesador M8 que se pensó para dar servicio a aplicaciones que monitorizan el ejercicio físico.

La resolución de pantalla había mejorado mucho en las diferentes evoluciones del iPhone y en este modelo, iPhone 6 y 6 Plus, alcanzó los 1.238 x 720 píxeles, lo cual implica una resolución de 320 píxeles por pulgada.

Lo más destacable de los modelos 6 y 6 Plus fue una considerable mejora de la cámara fotográfica y de vídeo logrando una resolución de toma de imágenes de hasta 8 megapíxeles y un mejorado sistema de autoenfoque.

iPhone 6S y iPhone 6S Plus

Su salida al mercado coincidió con la llegada del nuevo año 2016 y supusieron un cambio en el concepto de interactuar con el smartphone gracias a su tecnología 3D Touch.

Si hasta ese momento las pantallas táctiles reaccionaban ante la posición de los dedos, a partir de ese momento lo hacían también ante la presión ejercida en la pantalla.

A esa nueva funcionalidad se unía el poder grabar vídeo en resolución 4K y crear vídeos a partir de una sucesión de fotografías.

El iPhone 6 venía, en esas dos versiones, con dos cámaras fotográficas y de vídeo, de 12 y 5 megapíxeles de resolución. Además, la cámara frontal tenía la capacidad de captar imágenes con resolución 4K.

Esta resolución en aquellos momentos era casi inconcebible, aunque ahora que escribimos esto, en mayo de 2017, están a punto de llegar al mercado un smartphone con resolución 8K.

El procesador, un A9, tenía, además, un coprocesador M9. Su capacidad de almacenaje, según modelo, era de 16, 64 y 128 GB. El iPhone 6, en todas sus variantes, tuvo, además, el privilegio de estrenar nuevo sistema operativo, el iOS 9.

iPhone 7 y iPhone 7 Plus

Los últimos modelos de iPhone que Apple ha sacado al mercado han supuesto un cambio de filosofía tanto en el diseño, el hardware y el sistema operativo y aplicaciones. La principal novedad es que sus cámaras son resistentes al agua.

A la venta en más de 20 países, los iPhones 7 poseen un nuevo sistema operativo mejorado, bautizado como iOS 10. En cuanto a su hardware, el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus tienen un nuevo sistema háptico, que hace que el tacto y la escritura en pantalla den mejores sensaciones.

Estos dos modelos son los más resistentes al agua y al polvo que iPhones anteriores. De hecho, tienen una certificación IP67, lo que implica que se pueden sumergir en agua hasta media hora sin que el teléfono móvil sufra daños apreciables.

El procesador también es nuevo, tratándose de un A10 Fusion con cuatro núcleos. Además, dos de los núcleos son de alto rendimiento, aunque a pesar de ello su consumo de energía se puede considerar bajo.

Mientras que el procesador es un 40 % más rápido que los de la familia A9, su procesador gráfico es un 50 % más rápido que el de los iPhones 6 y 6 Plus. En cuanto a memorias de almacenamiento masivo, su suelo es de 32 GB, pudiendo llegar a los 256 GB.

En las cámaras de fotografía y vídeo también hay novedades: tienen estabilización óptica y una apertura máxima de f/1.8.

El flash también ha sido mejorado, ya que proporciona un 50 % más luz que el anterior. Cuenta, además, con un sensor de 12 megapíxeles.

En la versión 7 del iPhone, aparece un nuevo procesador dedicado exclusivamente a la gestión de las imágenes que inclusive permite trabajar con imágenes en formato RAW, un formato pensado para la posterior edición de las imágenes y el retoque fotográfico.

El iPhone 7 es una joya tecnológica, tanto a nivel de hardware como a nivel de software, tal como podéis ver en este artículo donde podemos ver el iPhone 7 a corazón abierto.

Al mismo tiempo, el menú de imagen, el que se utiliza para determinar cómo será la imagen a la hora de captarla, es completísimo: reducción de ruidos, reconocimiento de rostros, balance de blancos y estabilización.

En lo que respecta al modelo más grande de la serie, el iPhone 7 Plus, tiene una cámara trasera denominada Telephoto Camera que posee dos lentes, cada una de la cuales rinde 12 megapíxeles.

Se trata del primer modelo de iPhone con dos altavoces estéreo: el primero está alojado en la parte superior del teléfono y el otro en la inferior.

Por otro lado, en esta familia de iPhones también nos encontramos con que el conector Lightning se adueña de estos modelos, eliminando el «minijack» de toda la vida.

Fuente: ABC

Imagen: Nobuyuki Hayashi / Yutaka Tsutano / Antonio Tajuelo / Masaru Kamikura / Miki Yosihito / Paul Hudson / Olle Eriksson / Karlis Drambas / Brett Jordan / Marco Verch / John Rawlinson / HAMZA BUTT / David Martyn Hunt / Ian Sane / Bernd Thaller