Inicio Actualidad Ante la escasez de mano de obra, Japón recurre desesperadamente a los...

Ante la escasez de mano de obra, Japón recurre desesperadamente a los robots

La medida encuentra su fundamento en la grave crisis demográfica que atraviesa el país, con un envejecimiento récord de su población

0
Compartir

Ante la escasez de trabajadores, debido a una desaceleración en la población activa laboralmente, las medianas empresas de Japón recurrirán a los robots como modo de revertir esta situación, utilizando fondos de capital y rondas de inversión.

Las medianas empresas de Japón compran robots para combatir la falta de mano de obra

Desde Voltaico hemos mencionado en varias oportunidades una realidad que parece ser cada vez más cercana: los robots comenzarán a reemplazar en varios puestos de trabajo a las personas. Tal como sucedió con la automatización en la Revolución Industrial, muchos expertos ya auguran una cuarta revolución industrial propiciada por la llegada de estas entidades autómatas.

Robots trabajando en
fábrica de Japón

A pesar de que este suceso suele identificarse con los años venideros, hay un país que ya ha comenzado a implementar este cambio en el paradigma laboral, Japón, y que ahora profundizará su desembarco, debido a los crecientes problemas respecto a la escasez de mano de obra y la disminución de la población activa laboralmente en el país asiático.

Te puede interesar: Estos serán los primeros puestos de trabajo en los que los humanos serán sustituidos por robots

Así, como lo indica la agencia de noticias Reuters, las pequeñas y medianas empresas de ese país destinarán sus fondos de capital para impulsar las rondas de inversión en un 17,5%; con el objetivo de comprar robots y otros equipos destinados a automatizar una amplia gama de tareas, entre las que destacan la manufactura, el movimiento de suelos y los servicios hoteleros.

Respecto a esta polémica medida, el director de la oficina de política industrial del Ministerio de Economía, Comercio e Industria en Japón, Seiichiro Inoue, argumenta que tanto las pequeñas y medianas empresas han visto la necesidad de implementarla debido a su exigencia en mejorar la eficiencia en el trabajo y cubrir vacantes laborales producto de la disminución de mano de obra.

Un reto a asumir en los próximos años también por otros países

Utilizar robots para cubrir vacantes laborales en empresas puede resultar una medida demasiado polémica en algunos países con grandes niveles de desempleo. Sin embargo, la realidad de Japón es contrariamente distinta.

El país nipón atraviesa una gran crisis demográfica y poblacional, con un envejecimiento récord de su población, al punto tal que las proyecciones apuntan a que en 2030 habrá 7,9 millones de trabajadores menos.

Asimismo, como lo indica un artículo del periódico El Diario, más de un cuarto de la población japonesa tiene más de 64 años, mientras que la cifra de menores de 14 está en un mínimo histórico. Esta tendencia ha provocado alarma sobre el futuro económico del país.

Robot vendedor en Japón

La ONU estima que Japón necesita permitir la entrada de 17 millones de inmigrantes entre 2005 y 2050 para mantener su población en 127 millones, pero los políticos se resisten a suavizar las estrictas leyes de inmigración. Ahora, la solución parece estar enfocada en los robots y autómatas.

Te recomendamos: Los robots que ocupen puestos de trabajo de humanos deben pagar impuestos, según Bill Gates

Por lo pronto, varias compañías han comenzado a proveer de robots a las empresas, enfocándose principalmente en el sector manufacturero, de la construcción y el hotelero. Y todo parece indicar que será un negocio rentable, puesto que el 90% de las empresas en Japón están siendo afectadas por este fenómeno laboral.

¿Qué pensáis? ¿Creéis que esta situación podrá ser una realidad en los próximos años en países como Japón? ¿Es una solución inevitable o creéis que hay otras alternativas a considerar anteriormente? Dejadnos vuestras impresiones a través de los comentarios y no olvidéis seguirnos en Twitter y Facebook.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here