Del papel al píxel, una historia de sensaciones

Del papel al píxel, una historia de sensaciones

La electrónica de consumo no gana por goleada a lo tradicional de los libros

0
Compartir

Nadie podía imaginar que una pequeña pantalla, con un concepto tan raro como la tinta electrónica, podría hacer sombra a los clásicos tomos de papel. El olor de una nueva publicación, encontrar en una estantería polvorienta unas hojas amarillentas y tiesas o rememorar la época del colegio con cuadernos llenos de anotaciones, son sensaciones que no van a poder ser sustituidas por la tecnología. Ventajas y desventajas que analizamos a continuación.

Pon un ebook en tu vida

¿Puedes llevar 30 libros encima sin que se te doble la espalda? No. Pero un lector de libros electrónicos, una tablet o un simple teléfono móvil basta para tenerlos a tu alcance en cualquier momento. El precio, por lo general, suele ser menor que en libros convencionales. Aunque éste, podría ser un tema de debate. Los libros electrónicos son más baratos a cambio de la necesidad de un dispositivo que soporte su formato.

Lógicamente el componente tecnológico conlleva muchos aspectos positivos como poder leer en lugares menos iluminados en ciertos dispositivos, aumentar el tamaño de la letra para personas con problemas visuales o realizar anotaciones sin ensuciar nada. Además, los escritores tienen más posibilidades de conseguir publicaciones con las plataformas online como por ejemplo Kindle Unlimited, propiedad de Amazon.

Te recomendamos: Kindle Oasis vs Kindle PaperWhite, ¿cuál es el mejor ebook en 2016?

Kindle

¡Qué bien huele mi nuevo libro!

Los libros, al igual que las películas, tienen un gran componente de coleccionismo. Nadie presume de tener descargados libros electrónicos. Sin embargo, una colección literaria con portadas ilustradas artesanalmente es algo que aporta valor a un hogar. ¡Y qué decir de regalar un libro! Podrías pasarte horas buscándolos en una librería, algunas incluso vendiendo libros al peso. Sí, puedes buscar ebooks online, pero no es comparable al tacto de un tomo.

Una de las siete maravillas del mundo antiguo fue la Gran Biblioteca de Alejandría. Biblioteca. Llena de libros. Llena de conocimientos heredados en grandes volúmenes. El papel, es uno de los medios de transmisión de sabiduría desde hace siglos. Así mismo, la piratería ha despegado en la literatura gracias, sobre todo, a la proliferación de los libros electrónicos y la facilidad que existe a la hora de realizar copias, en detrimento de los propios autores.

Bipolaridad compartida

Al igual que el Doctor Jekyll y Mr. Hyde, este debate tiene dos caras como una simple moneda. Hay personas, las más clásicas y entusiastas del género, que prefieren abrir un libro por primera vez y tocar cada una de sus páginas. Por el contrario, las personas de menor edad o más adaptadas a los tiempos que corren prefieren tener 30 libros en un aparato electrónico. Sea como sea, ninguna de las dos opciones debería desaparecer. Nuestro mundo es una dualidad analógica y digital.

No hay comentarios

Dejar una respuesta