Tus datos convivirán con Dory y Sebastián bajo el mar, la “idea...

Tus datos convivirán con Dory y Sebastián bajo el mar, la “idea loca” de Microsoft

0
Compartir

Cada vez que nos conectamos a la red de redes para, por ejemplo, realizar una búsqueda en Google, compartir algo en Facebook o ver un vídeo en YouTube, hacemos que un equipo en algún lugar del globo lo haga posible. Esto implica kilómetros de cables y miles de centros de unidades de almacenamiento. Con el enorme volumen de trabajo que realizan a cada minuto, generan calor, mucho calor.

Como es lógico, las altas temperaturas son enemigas de estos centros de datos, puesto que causan graves daños en los equipos. Es por ello que las empresas centradas en el alojamiento de estos datacenters hacen grandes inversiones en sistemas de refrigeración. Resulta de vital importancia que tengan un funcionamiento correcto, porque si dejan de trabajar, se pararía el mundo conectado a Internet al que estamos acostumbrados.

Microsoft y su proyecto bajo el mar

Aunque parezca una idea descabellada, la solución que ha encontrado Microsoft es trasladar estos centros de datos al fondo del mar. La multinacional de Bill Gates está llevando a cabo esta arriesgada estrategia, bautizada como Proyecto Natick, y que el Business Insider ha calificado como “una idea loca”. Es cierto que la electricidad y el agua no casan, pero la verdad es que constituye una forma muy inteligente de ahorrar en sistemas de refrigeración y espacio.


La red global de centros de datos de Microsoft cuenta con un millón de servidores alojados en un centenar de zonas repartidas por todo el mundo. El New York Times cifra la inversión que la compañía con sede en Redmond ha tenido que hacer en ellos: 15.000 millones de dólares. Tal cantidad de dinero puede disminuir con esta maniobra de sumergir los centros de almacenamiento, que además lo harán en áreas cercanas a grandes ciudades.

Echa un vistazo a | Un cable submarino que llegará a España desde USA: el nuevo proyecto de Microsoft y Facebook

¿Cómo sumergen los equipos? Microsoft tuvo éxito con el primer prototipo, que se trataba de un container en forma de cilindro, con un tamaño de cinco metros de largo por dos de ancho y un peso de 17 toneladas. La compañía lo sumergió en el océano Pacífico durante el verano de 2015, y constató que efectivamente la refrigeración es más económica debido a las temperaturas del fondo marino. Pero además, también comprobaron que aumentó la velocidad de transmisión de datos, lo que implica numerosas ventajas.

No es el único caso que vemos de compañías que trasladan sus centros de datos para solucionar el problema de las altas temperaturas que generan. El gigante Google ha optado por Finlandia — en concreto, la localidad de Hamina — para ubicar algunos de sus datacenters y aprovechar así las bajas temperaturas como sistemas de refrigeración más baratos. Además, tiene en su hoja de ruta trasladar algún centro a otros lugares, como plataformas móviles o barcos.

No te pierdas | China quiere construir otra Gran Muralla, pero esta vez submarina ¿por qué?

Como recoge La Vanguardia, el vicepresidente corporativo de la división Microsoft Research, Peter Lee, asegura que “el mundo será un lugar mejor si los centros de datos son más amigables con el medio ambiente gracias a este concepto de equipos sumergidos”. Está por ver si ciertamente se trata de una medida que cuide el medio ambiente, y no solo una estrategia para ahorrarle millones a la multinacional. ¿Qué os parece esta “idea loca”?

Más información | Microsoft Project Natick

Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día en tecnología.

No hay comentarios

Dejar una respuesta