Proterra quiere que el autobús del futuro sea eléctrico y autónomo

Proterra quiere que el autobús del futuro sea eléctrico y autónomo

En el camino, deberá generar el debate necesario sobre implementar la conducción autónoma en el transporte público

0
Compartir

Proterra, fabricante estadounidense de vehículos eléctricos para el transporte público, quiere introducir la conducción autónoma en los autobuses. Por consiguiente, ha comenzado un trabajo de investigación junto a la Universidad de Nevada, Las Vegas, para crear este tipo de vehículos, pero con la particularidad de que sean eléctricos y autónomos.

Una iniciativa con un cierto grado de dificultad

La conducción autónoma está en auge, lo sabemos, y seguramente en los próximos años la mayoría de las compañías automotrices seguirán implementando tecnología que acerque mejores soluciones en este tipo de vehículos, con el objetivo de desembarcarlos definitivamente en las rutas.

Sin embargo, poco conocimiento hemos tenido sobre este concepto, pero aplicado al sector del transporte público. Razón por lo cual, la iniciativa de la compañía Proterra resulta, por lo menos, llamativa.

Autobús eléctrico de la compañía Proterra

La empresa, con sede en Burlingame (California) ha fabricado anteriormente modelos de autobuses eléctricos, obteniendo el mérito de haber desarrollado una unidad capaz de recorrer más de 500 kilómetros antes de necesitar una recarga a sus baterías. Pero ahora, Ryan Popple (director ejecutivo de la compañía) quiere añadir a esos vehículos la capacidad de conducir de manera autónoma.

Sin embargo, como lo describe el portal Engadget, la aplicación de esta idea es un poco complicada, debido a que las leyes que reglamentan al transporte público difieren de aquellas que lo hacen con los vehículos particulares.

Y, tal como lo hemos manifestado en Voltaico en anteriores oportunidades, si los coches autónomos aún lo tienen complicado con las reglamentaciones, seguramente en este tipo de vehículos obtendrá un impedimento mucho mayor.

Te recomendamos: Adaptar las normativas de California, el nuevo desafío de los fabricantes de coches autónomos

Se contempla la necesidad de un copiloto humano que controle

Popple, CEO de Proterra, no se muestra desesperanzado, sino que manifiesta que este tipo de vehículos (eléctricos, pero sobre todo autónomos) sólo será posible junto a un copiloto humano que se encargue de cuidar a las personas y que sea capaz de resolver todos aquellos conflictos que puedan suceder.

Autobús eléctrico de Proterra

Por otra parte, el empresario ha sugerido que el camino de estos autobuses hacia la conducción autónoma total será demasiado lento, debido a que antes se deberán equipar a los vehículos con la tecnología necesaria para realizar este tipo de tareas y establecer la discusión necesaria sobre su reglamentación.

Evidentemente, esta tarea supone la incorporación de sensores en los autobuses con el fin de que las movilidades puedan seguir una ruta determinada y, además, sean capaces de distinguir elementos cruciales del tráfico como peatones, vehículos, señales de tránsito y pasajeros.

Te puede interesar: BMW apuesta por la carga inalámbrica para sus coches

Finalmente, el programa impulsado por Terra y la Universidad de Nevada deberá realizar todas las pruebas y estudios necesarios para que los algoritmos que implementen la conducción de estas movilidades adquieran la robustez y la confianza necesaria para ser probados en las rutas del país.