Adiós al litio, las próximas baterías serían de sodio y magnesio

Adiós al litio, las próximas baterías serían de sodio y magnesio

Esta innovadora solución podría evitar que los teléfonos móviles estallen y, además, tengan mayor autonomía

1
Compartir

Un reciente proyecto de un grupo de investigadores científicos de la Fundación Nacional Suiza para la Ciencia (SNSF, por sus siglas en inglés) ha desarrollado un nuevo modelo de baterías, con la particularidad de que han dejado de lado el ion de litio como componente principal para ser reemplazado por el sodio y el magnesio.

Una alternativa al litio en las baterías recargables

El proyecto de investigación, llevado a cabo por investigadores del EMPA (Instituto Federal Suizo para Materiales, Ciencia y Tecnología) y bajo el apoyo del SNSF, ha tenido como objetivo primordial encontrar nuevos materiales que puedan ser utilizados en las baterías recargables y, de esa manera, ofrecer una alternativa a las actuales compuestas por litio. En efecto, el estudio ha determinado el potencial que tanto el sodio como el magnesio tienen respecto del actual componente.

Baterías de litio

Es importante destacar que, tal y como lo indica el portal Wayerless, este nuevo modelo de baterías implicaría relativas ventajas y alternativas sobre las actuales, como el uso de materiales sólidos, sin necesidad de compuestos líquidos o inflamables como los que se utilizan en la actualidad.

Te puede interesar: El Galaxy S8 tiene una etiqueta anti-perros, ¿por qué?

Además, como lo sugiere la publicación del portal científico Phys, el sodio es un elemento mucho más asequible que el litio. Aunque los investigadores también destacan que almacena menor cantidad de energía que el litio. Sin embargo, podría llegar a convertirse en una gran opción si el tamaño de las baterías no fueran un factor para su aplicación.

En lo que respecta al magnesio, la publicación sugiere que, si bien el elemento contiene grandes ventajas respecto al litio, su manipulación es un poco más compleja. Así, los investigadores destacan de este componente que es abundante, no genera riesgos de explosión y, por sobre todas las cosas, cuenta con dos cargas positivas, mientras que el litio solo tiene una sola. Es decir, almacena casi el doble de energía en el mismo volumen.

Baterías de teléfonos móviles

Indudablemente, entre los puntos sobresalientes que se encuentran en este trabajo de investigación, podemos destacar la capacidad de estos dos elementos (el sodio y el magnesio) para activarse e iniciar su funcionamiento a una temperatura ambiente de 20 grados centígrados. Por lo tanto, es capaz de soportar temperaturas de hasta 300 grados.

Te recomendamos: El grafeno, la piedra angular en las pantallas OLED del futuro

De todas maneras, la publicación manifiesta que este es el primer paso que el equipo ha dado y que aún resta mucho tiempo para encontrar un prototipo funcional y completo. Sin embargo, pensar en un concepto de batería que no contenga riesgos de explosión y, además, pueda adquirir mayor autonomía, es realmente interesante.

¿Creéis que esta solución podría ser efectiva respecto a los modelos actuales y sus problemas? Cuéntanoslo en los comentarios. Y no olvidéis seguirnos en Facebook y Twitter.

  • Guest

    ¡No me digas!