La realidad aumentada busca su lugar en el quirófano

La realidad aumentada busca su lugar en el quirófano

La innovación tecnológica pretende introducir las HoloLens en los procedimientos quirúrgicos

0
Compartir

La innovación tecnológica y las soluciones aportadas por la ciencia médica cuentan con varios años de colaboración. Sin embargo, con el desembarco de la realidad aumentada se abren nuevas posibilidades en los procedimientos quirúrgicos, a pesar de que su uso esté lejos de convertirse en una práctica común.

La realidad aumentada desembarca en el quirófano

Los especialistas de la ciencia médica aseguran que nunca la tecnología podrá reemplazar el conocimiento y la destreza de un médico cirujano. Pero si podrá complementarse con él y ofrecerle las mejores herramientas para realizar su trabajo.

Realidad aumentada en el quirófano

Bajo este concepto, un reciente artículo del portal científico MIT Technology Review, pretende analizar las diferentes alternativas existentes en la actualidad sobre la implementación de la realidad aumentada en las operaciones de alta complejidad.

Así, se destacan dos recientes iniciativas que pretenden llevar al quirófano al dispositivo de realidad aumentada HoloLens de Microsoft. Si bien la iniciativa puede resultar atípica, cada una de estas propuestas ofrecen diferentes perspectivas para la aplicación en operaciones complejas de esta tecnología.

Te recomendamos: Un robot cirujano de bajo coste llega al rescate de los hospitales de bajos recursos

La primera de ellas surge de la Universidad Duke, una de las universidades privadas más reconocidas de Estados Unidos y del mundo, situada en Durham, Carolina del Norte. Allí, un grupo de ingenieros anunciaron que estaban desarrollando sistemas diseñados para probar cómo podría utilizarse esta tecnología para proporcionar información adicional a los médicos durante las cirugías cerebrales.

Específicamente, es un sistema desarrollado por la empresa de software Scopis y diseñado con el fin de ayudar durante las operaciones de médula, colocando imágenes médicas del paciente dentro del campo de visión del cirujano. Asimismo, puede proporcionar una vista simulada de cómo encajan los tornillos pediculares (las varillas metálicas empleadas para reparar vértebras) durante la intervención.

Realidad aumentada en procedimientos de laparoscopia

Otra de las iniciativas viene de la mano de Cambridge Consultants, una consultora británica de tecnología, que tiene como objetivo desarrollar un sistema que reúna los resultados de resonancias magnéticas y tomografías computarizadas para convertirlas en visualizaciones tridimensionales de los órganos de un paciente determinado.

Te puede interesar: Startup china utiliza la inteligencia artificial para diagnosticar el cáncer de pulmón

De esa manera, aquellos cirujanos que realicen operaciones de laparoscopia (técnica mínimamente invasiva que se vale de una lente óptica para visualizar el interior del paciente) puedan contar con un modelo simulado frente a ellos con la información necesaria para poder tomar mejores decisiones.

Realidad aumentada en el quirófano

Los analistas han destacado que esta solución podría ser realmente útil para profesionales menos experimentados durante procedimientos complejos. Aunque también expresaron que será difícil en un primer momento conseguir la aceptación de los pacientes que vayan a ser intervenidos bajo esta modalidad.

Desafíos y obstáculos a resolver previos a su implementación

Es innegable el hecho de que las implementaciones de este tipo de sistemas de inteligencia bajo realidad aumentada tendrán un largo recorrido antes de ser aprobadas como metodologías seguras en los procedimientos médicos.

Al respecto, desde el artículo se menciona como uno de los mayores obstáculos a superar al registro de imágenes en los sistemas, debido a que supondrá todo un desafío ofrecer un entorno lo más certero posible a la realidad actual del paciente. El dispositivo tendría que adaptar la imagen de Realidad Aumentada en consecuencia, algo que resulta más difícil de lo que puede parecer.

Realidad aumentada en el quirófano

En ese sentido, se enfoca la necesidad de los cirujanos por sentirse seguros ante un sistema con tal magnitud y bajo la seriedad que merece una intervención de tal envergadura. Es por ello que, seguramente, el desembarco de las HoloLens en el quirófano llevará un tiempo, aunque todo parece indicar que cada vez resta menos.

¿Qué os parece? ¿Estaríais dispuestos a permitir que un cirujano utilice esta metodología ante una intervención quirúrgica? ¿Consideráis positivas este tipo de soluciones? No olvidéis dejar vuestras impresiones a través de los comentarios y seguirnos en Twitter y Facebook para más información.

No hay comentarios

Dejar una respuesta