Inicio Actualidad Un robot en tu trabajo y una renta básica universal: ¿El mundo...

Un robot en tu trabajo y una renta básica universal: ¿El mundo del mañana?

0
Compartir

El gran debate tecnológico de las sociedades del s.XXI es si los robots acabarán sustituyendo a los hombres y mujeres en los trabajos. Cada vez la cuestión es más intensa y ya incluso se da por hecho que ese momento llegará. Así que la discusión principal es qué hacer para que no se produzcan grandes desequilibrios económicos.

El creador de Microsoft, Bill Gates, demostró en una entrevista en Quartz que tiene una posición clara en esta cuestión: “Si un robot reemplaza a un humano en el trabajo, este robot tendrá que pagar impuestos“.

Qué tipos de impuestos debe pagar un robot

Evidentemente, la frase necesita ser completada. Los impuestos deberían ser pagados por el propietario del robot, que es el que evitará contratar a una persona. Aunque hay quien lleva la cuestión a un estadio superior: ¿Tendrían que cotizar los robots en la Seguridad Social? No parece que tenga mucho sentido, pero no sería descabellado que el propietario cotizase una cuota más alta para compensar respecto a los que no tienen empleo.

De todas maneras, la inminente integración de máquinas y robots necesita de una reforma profunda en el sistema laboral y fiscal. Otra de las ramificaciones que se producen en el debate es si será la integración de las máquinas lo que haga necesario un sistema de renta básica universal.

La renta básica para evitar el colapso

Habrá que buscar una solución para todos aquellos hombres y mujeres que no puedan acceder a puestos de trabajo, ya que tendrán que seguir formando parte activa de la sociedad. Incluso ciertas voces de Silicon Valley consideran la renta básica como un punto de alivio a la presión de las reformas.

Tal y como contaban en el programa de radio Carnecruda, es el camino que hay que seguir para que no se produzca el colapso de las sociedades. Es posible que la integración de los robots en los trabajos, si no se hace con un proceso de reestructuración, lleve al bloqueo de instituciones y a problemas de solvencia económica. La gente que no pueda acceder a un trabajo porque ya lo hace una máquina, ¿no tendrá ingresos, ni cotizará?

Las sustituciones ya son una realidad

El pasado febrero, en Japón, la empresa Fukoku Mutual Life Insurance sustituía a 34 de sus trabajadores por robots que cumplirían las mismas funciones. Para la empresa supondrá, según sus cábalas, un aumento de la productividad del 30%. Los trabajadores despedidos no tendrán ninguna retribución y tendrán que reintegrarse en un mercado laboral que con el paso de los años les demostrará que son plenamente sustituibles. El tiempo dirá si Japón sufre los primeros problemas de adaptación.

Hay otras lecturas menos optimistas con la renta básica. Proponen que ese ingreso que se percibirá sea completado por trabajos de pocas horas para llegar a un salario más alto. Trabajos que en su mayoría podrían acabar siendo precarios. La renta universal podría producir también un estancamiento en la clase trabajadora, que vería restringida su capacidad de aumentar los ingresos. El debate no ha hecho más que empezar, ya que apenas la clase política se ha empezado a preocupar de ello.

Y tú, ¿estás de acuerdo con la renta básica? ¿Crees que las máquinas del futuro tendrán que pagar impuestos?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here