Un selfie puede delatar tu esperanza de vida

Un selfie puede delatar tu esperanza de vida

0
Compartir

En el año 2013, la palabra selfie fue elegida como palabra del año por el Diccionario la lengua inglesa Oxford y definida como “una fotografía que alguien hace de sí mismo, generalmente sacada con un teléfono móvil o una webcam y compartida a través de las redes sociales”. Lo que el diccionario no dice es que las mismas podrían ser la herramienta necesaria para que las aseguradoras estimen tu esperanza de vida.

Un selfie podría bastar para estimar tu seguro de vida

Cada día, un millón de selfies son publicadas y compartidas en Internet. Incluso, algunos especialistas han estimado que jóvenes entre 20 y 29 años compartirán mediante redes sociales, como Facebook o Instagram, aproximadamente 26.000 fotografías de este durante su vida.

Selfie

Por otra parte, un selfie puede revelar no solo si estás teniendo un buen día o mostrar el accesorio que llevas tan a la moda, sino también es capaz de describir líneas y contornos faciales, manchas que podrían indicar cuán bien uno está envejeciendo y, además, emparejada con otros datos podría determinar si una persona está calificada o no para un seguro de vida.

Te puede interesar: La Inteligencia Artificial que soluciona tus selfies fallidos

En efecto, tal y como lo asegura una publicación del periódico USA TODAY, varías compañías aseguradoras en el mundo estarían comenzando a implementar programas de reconocimiento facial para determinar y estimar la esperanza de vida de una persona. Así, solo un selfie podría ser suficiente para comprar un seguro a través de Internet y sin necesidad de llenar demasiados formularios ni realizar exámenes médicos para tal fin.

La empresa Lapetus y su programa Chronos

Karl Ricanek Jr, cofundador y jefe de datos de la empresa Lapetus Solutions Inc., considera que el rostro es algo que una persona utiliza durante toda su vida y que contiene información fundamental sobre la historia de vida de la misma. Por esa razón, ha desarrollado un sistema que permitiría a los usuarios contratar un seguro de manera rápida y con tan solo un selfie, denominado Chronos.

Programa de reconocimiento facial

A tal punto que el empresario y su empresa, Lapetus, han comenzado a buscar socios dentro del mercado de los seguros para poder probar su sistema y, según él, reducir el tiempo que dedica una persona a contratar una póliza y brindar mejores herramientas a las compañías aseguradoras con el fin de optimizar su desempeño.

En otras palabras, el programa Chronos se abastecería de una gran cantidad de datos obtenidos del rostro de una persona, mediante tecnología de reconocimiento facial, para determinar coordenadas derivadas de cientos de puntos de datos que se posan sobre tu cara.

También, sería capaz de extraer información tal como el índice de masa corporal y la edad fisiológica de un posible candidato, con el objetivo de determinar si el mismo se encuentra demasiado viejo o no para la edad que posee.

Selfie

Seguramente, el tiempo y las pruebas indicarán si realmente este nuevo enfoque podrá ser utilizado por las compañías, aunque seguramente no quedará exento de más de una polémica. Mientras tanto, Robert Kerzner (director ejecutivo de LIMRA, una asociación comercial de seguros estadounidense) considera que todo dependerá de cuán cómodos se sientan los clientes con este sistema. Al respecto, acota que no es lo mismo tomar un selfie para compartirlo mediante Instagram que tener que hacerlo para enviárselo a una aseguradora.

No obstante, es preciso comentar también que este tipo de programa no estaría excluido de posibles errores que le indiquen estimaciones erróneas y, por consiguiente, un rechazo del candidato. Además, debería estar sujeta a la aprobación de los organismos nacionales que regulan la actividad.

Te recomendamos: Este sujetador detecta el cáncer de mama con gran precisión

Un detalle importante a tener en cuenta que menciona su creador, Ricanek, es que el programa actualmente es capaz de detectar el maquillaje de una persona, pero no sería capaz de detectar operaciones de cirugía estética de los candidatos, puesto que estarían integradas en el rostro, sin señales aparentes.

Finalmente, los desarrolladores tras el sistema estarían trabajando para que el mismo sea capaz de identificar otras señales, como diabetes, enfermedades del corazón o la demencia. Y, además, sumaría una nueva característica: la capacidad de reconocer si una persona es fumadora. Según Ricanek, el rostro es capaz de mostrar señales de tabaquismo, incluso si la persona ha dejado de hacerlo.

¿Qué pensáis? ¿Creéis que este sistema podría ser efectivo y aplicarse en algún momento? ¿Estarías dispuesto a enviar un selfie a una aseguradora para agilizar los trámites? No olvidéis dejar vuestras impresiones a través de los comentarios.