Sexo, violencia y terrorismo en Facebook, así es su política de censura

Sexo, violencia y terrorismo en Facebook, así es su política de censura

0
Compartir

Facebook es la red social más usada del mundo. Actualmente cuenta con más de 2.000 millones de usuarios, que comparten diariamente a través de ella un sinfín de publicaciones de todo tipo. Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la red social creada por Mark Zuckerberg tiene que ver con esta gran cantidad de publicaciones diarias.

Y es que, controlar el contenido de todas ellas es una tarea prácticamente imposible. Es por ello que Facebook dedica cada vez más esfuerzos a acabar con problemas como las noticias falsas, llegando incluso a plantear la posibilidad de remunerar a las personas que denuncien este tipo de noticias.

Otro de los inconvenientes que se encuentra la red social en su día a día son los contenidos relacionados con la violencia, el sexo y el terrorismo. Recientemente supimos que Facebook había decidido contratar a más de 3.000 moderadores para acabar con la violencia en la red. Este hecho da muestras de que la red social está dedicando esfuerzo y dinero para acabar con esta lacra.

Los cuestionados criterios que miden la censura en Facebook

Ahora, gracias a una serie de documentos descubiertos y publicados por The Guardian, hemos conocido los criterios de moderación que conforman la guía de estilo de Facebook. Es decir, los criterios que los moderadores y los algoritmos de la red social siguen para decidir qué noticias deben ser censuradas y cuáles no.

En estos documentos podemos observar qué es lo que tiene cabida en la red social en los temas más comprometidos. En primer lugar, apuntar que los propios moderadores ven estas reglas con escepticismo, ya que castigan una serie de contenido, mientras que se permite otro que podría ser considerado como más grave. Por ejemplo, en Facebook puedes desearle la muerte a alguien, mientras esa personas no sea el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, porque este se encuentra en una categoría “protegida”.

Sexo, violencia y terrorismo en Facebook

En muchos casos los criterios que utilizan los moderadores pueden llegar a ser muy complejos. Sin embargo, es sin duda en contenido relacionado con el sexo, la violencia y le terrorismo donde más problemas pueden encontrar. Esto se debe a que estas personas deben decidir qué vídeos de muertes se permiten y cuáles no, una decisión sumamente complicada. Esta ha de tomarse porque, según los expertos, hay vídeos que sirven de ayuda para concienciar a la población acerca de ciertas enfermedades mentales.

En el caso de abuso físico a niños, se admiten ciertas fotos mientras no haya un componente sádico o de celebración. En cuanto al abuso contra animales, se pueden publicar fotos siempre y cuando no haya imágenes extremadamente perturbadoras. También es posible publicar vídeos de abortos, excepto si se muestra algún cuerpo desnudo. Facebook también permite que la gente emita vídeos en directo en los que se autoinfligen daño, ya que no quieren censurar o castigar a personas en peligro.

Como podemos observar, los criterios que usa la red social para decidir el contenido que no debe aparecer en tú tablón de Facebook es cuanto menos cuestionable. Es comprensible que quieran dar una apariencia de libertad dentro de su red social, pero quizás sería más apropiado una política más estricta especialmente en contenidos que tienen que ver con la violencia ejercida contra niños o animales.

Los problemas de moderar una red social con 2.000 millones de usuarios

Esta fina línea entre la censura y la libertad de expresión es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los responsables de Facebook. De hecho, Monika Bickert, máxima responsable de la gestión de la política global de Facebook, destaca en la entrevista concedida a The Guardian que llegar a un consenso en este sentido es tremendamente complicado.

“Tenemos una comunidad global realmente diversa y la gente va a tener ideas muy distintas sobre lo que está bien compartir y sobre lo que no lo está. No importa dónde pongas el límite, porque siempre habrá ciertas zonas grises. Por ejemplo, la línea entre sátira y humor y contenido inapropiado es en ocasiones muy delgada. Es muy difícil decidir si algo debe estar en Facebook o no.”

Facebook es una comunidad con más de 2.000 millones de usuarios. Moderar una red social con tal cantidad de personas publicando contenido de manera continua es tremendamente complicado. Es por ello que la labor de los moderadores debe ser valorado, ya que la dificultad del trabajo que realizan es muy alta.

No hay comentarios

Dejar una respuesta