Tecnología y paisaje urbano ¿adaptación o transgresión?

Tecnología y paisaje urbano ¿adaptación o transgresión?

0
Compartir

Una de las conversaciones más trilladas sobre el mundo de la tecnología hace referencia a la creación de un mundo virtual y a cómo en el futuro todas nuestras compras y necesidades se solventarán presumiblemente a través de Internet. No vamos a negar que haya parte de razón en esta creencia, aunque no será del todo así, puesto que el mundo físico seguirá contando con cierta relevancia de cara a las compañías tecnológicas.

Sólo de esta manera se explica el interés que tienen las grandes compañías de seguir abriendo tiendas propias, unas tiendas en las que sus productos pasan a ser casi algo secundario y donde lo que importa verdaderamente es la imagen de marca que se transmite. Efectivamente, muchos ya estaréis pensando en las Apple Store, aunque la firma de Cupertino no es la única que cultiva esta táctica, puesto que Made by Google, la tienda de Google en el SoHo ha dejado claro que este tipo de iniciativas valen para todas las compañías.

Precisamente la propuesta de una nueva apertura de Apple Store ha puesto en primer plano un debate más que interesante. Y es que Apple también es muy dada a colocar sus tiendas en ubicaciones que sean lo más significativas posibles. Llevar a cabo esas instalaciones conlleva una transformación del paisaje, y eso no siempre gusta a todo el mundo.

El proyecto de Apple en Washington

La nueva idea de la firma de la manzana se materializa en el objetivo de abrir una Apple Store en la Carnegie Library, un lugar histórico de Washington, con bastante influencia entre los habitantes de la ciudad. Aunque es el espacio lleva tiempo sin utilizarse como librería (sirve de espacio para otro tipo de asociaciones), el hecho de que Apple quiera instalar una de sus icónicas tiendas conllevaría una importante transformación.

Es cierto que las Apple Store están siguiendo un nuevo look en las últimas aperturas y la firma de la manzana ha realizado grandes trabajos en otros lugares emblemáticos como la estación Grand Central de Nueva York. Pero todo eso no quita que una Apple Store cambiará la apariencia estética del edificio y ha puesto en bandeja un debate con bastante miga.

En esa discusión vamos a encontrar a los partidarios de conservar edificios emblemáticos como el que nos ocupa, restaurando pero respetando el diseño, y por otro lado se situarán los defensores de que los tiempos cambian y hay que dar paso a la renovación de estructuras y diseños. Una confrontación de ideas que no parece encontrar una solución fácil o que convenza a todas las partes.

Desde Engadget también señalan un dato importante a tener en cuenta, que no es otro que el hecho de incorporar una tienda Apple servirá de reclamo para volver a traer gente al edificio y, por tanto, volver a dotarlo de vida.

Proyecto en el aire

Por el momento la propuesta de la compañía de Cupertino está en el aire. Durante las próximas horas se procederá a su estudio por parte de una comisión de vecinos y próximamente se conocerá un veredicto sobre si la instalación se lleva a cabo o no. Pero no creemos que una posible negativa vaya a sentar precedente.

Independientemente de si se está a favor o no de esta tendencia, las compañías tecnológicas constituyen a día de hoy conglomerados muy potentes. Si la idea de contar con tiendas en lugares estratégicos les está funcionando, la hipotética negativa de Washington únicamente conseguirá que busquen otro emplazamiento mientras siguen esperando a hacerse con esa ubicación. Parece mucho más sensato empezar a pensar en cómo exigir reformas que exijan garantías para mantener la esencia de estos edificios en la mayor medida posible.

No hay comentarios

Dejar una respuesta