No caigas en la trampa de las “vidas perfectas” en las redes...

No caigas en la trampa de las “vidas perfectas” en las redes sociales

Las personas que presumen de sus vidas en las redes sociales pueden llegar a estar ocultando situaciones más desfavorables

0
Compartir

Científicos, académicos e investigadores han realizado varios estudios sobre el comportamiento de las personas en las redes sociales y la influencia que ejercen las “vidas perfectas” de otras personas en sus estados de ánimo, llegando a la conclusión de que todo ello les termina provocando depresión.

Las redes sociales y los estados de ánimo

Un artículo de opinión del economista Seth Stephens-Davidowitz, publicado en el periódico The New York Times, se ha propuesto analizar el comportamiento de las personas en las redes sociales y el estado de ánimo que genera en las mismas las “vidas perfectas” de otras.

Te puede interesar: Facebook contratará 3000 moderadores para luchar contra la violencia en la red

En el mismo afirma que, a pesar de que uno puede suponer que no todos aquellos que comparten sus actividades en Facebook o Instagram son exitosos realmente, no se puede evitar comparar nuestra vida interior con las vidas maquilladas de nuestros amigos.

Montajes para redes sociales

Es por eso que, a fin de brindar una perspectiva sobre estos casos, se ha propuesto mostrar algunos datos curiosos que surgen de la información que, por ejemplo, la compañía de Mark Zuckerberg reúne a través de empresas externas. Así, explica el economista, se puede analizar el tipo de coche con que un usuario cuenta o gusta, en base a sus publicaciones o a los “Me gusta” que puede aplicar.

Los propietarios de coches lujosos como BMW y Mercedes son dos veces y media más propensos a anunciar sus pertenencias en Facebook que quienes tienen modelos y marcas ordinarias, afirma el investigador. Sin embargo, no todas las personas suelen coincidir sobre gustos y aficiones, a manera tal de que el concepto puede diferir tanto por zona como por género.

La vida real versus la vida en Facebook

En el artículo mencionado, el economista enfoca su perspectiva bajo el análisis de los gustos musicales y lo compara con la presión que algunos usuarios sienten sobre lucir de determinada manera en las redes sociales. Esta situación, menciona, puede llegar a contradecir los gustos musicales expresados explícitamente con los que realmente se cuentan.

Vidas perfectas en las redes sociales

A saber, según datos de Spotify del año 2014, tanto hombres como mujeres cuentan con gustos musicales similares. Es decir, la información manifiesta que 29 de los 40 artistas que las mujeres dijeron escuchar con más frecuencia, son los mismos que los hombres oyeron más.

No obstante, esta información parece no reflejarse con claridad en redes sociales como Facebook, donde los hombres parecen ocultar su interés en artistas considerados más femeninos. En Spotify, por ejemplo, Katy Perry fue una de las artistas más escuchadas por hombres en la plataforma, superando a otros tales como Bob Marley, Kanye West, Kendrick Lamar y Wiz Khalifa.

Te recomendamos: La adicción al móvil, comparada a la de la cocaína

Aunque, en Facebook, este segundo grupo de músicos recibió más “Me gusta” por parte de los hombres contra los obtenidos por la cantante y compositora estadounidense. Esta situación también puede trasladarse a las enfermedades que las personas pueden compartir a través de las redes, respecto de las que pueden resultar un poco más vergonzosas como para asociarse a ellas.

Las búsquedas en Google nos dan indicio sobre los verdaderos estados de ánimo de las personas

Para el investigador, el hecho de presumir en las redes sociales no es un comportamiento realmente nuevo, sino que ha mutado en la manera en que se adopta. La gente siempre ha luchado por recordar que otras personas no la tienen tan fácil como dicen.

En lo relativo a ello, el autor menciona un trabajo de investigación realizado sobre las búsquedas en Google que las personas suelen realizar. Allí, explica, puede realmente observarse lo que la gente le manifiesta al buscador de la gran G y que, tal vez, no comparte en las redes sociales.

Vidas perfectas en las redes sociales

Además, añade en el artículo, que todo aquello que las personas suelen buscar puede identificarse con una realidad más cercana a la compartida tanto en Facebook como en Instagram. Para ello, propone utilizar y analizar la función de autocompletado del buscador y los resultados presentados a búsquedas como “Mi marido es…” o “Yo siempre…”. Stephens-Davidowitz sostiene que los resultados pueden llegar a asombrar a más de uno.

Finalmente, propone no dejarse influenciar por lo aparentado por estas personas en las redes y, mucho menos, deprimirse ante tales situaciones, debido a que esta exposición puede ser el resultado de una necesidad de mostrarse feliz ante situaciones mucho más desfavorables.

¿Qué pensáis sobre la opinión del experto? No olvidéis dejar vuestras impresiones a través de los comentarios. Y de seguirnos en Twitter y Facebook para mayor información.