Volkswagen tiene NVIDIA

Volkswagen tiene NVIDIA

0
Compartir

La semana pasada os hablaba del nuevo sistema de conducción implantado por Nissan para la conducción asistida. En esta ocasión, uno de los gigantes europeos del sector, Volkswagen, nos presenta su acuerdo de colaboración con otra de las empresas punteras en el sector tecnológico, Nvidia.

Principio de una gran amistad

A principios de este mismo año, el grupo alemán realizó un comunicado donde explicaba que habían elegido a NVIDIA como socio estratégico para desarrollar la inteligencia artificial en la cabina del automóvil. Las tarjetas gráficas no son sólo cosa de ordenadores para jugar a Overwatch o Call of Duty, sino que también pueden desarrollar conceptos tan futuristas como coches inteligentes.

El cerebro de NVIDIA

NVIDIA ha elegido DRIVE PX como nombre de su nueva apuesta tecnológica. No quieren ser uno más dentro de la conducción sin necesidad de interacción con pedales y volantes. Su intención, como dejan bien claro en su página web, es la de cambiar la experiencia de conducción. Razones y recursos no les faltan.

La plataforma, que ofrecerá inteligencia artificial a las cuatro ruedas, se basa en tres pilares para ofrecernos la experiencia definitiva. El deep learning sería la base fundamental del éxito. No se pretende enseñar a la máquina los algoritmos necesarios, sino que se busca que sea la propia máquina la que aprenda por sí misma. Digamos que se persigue acercar las funciones cerebrales humanas a los sistemas de computación de los ordenadores.

La mezcla de sensores es básica para que nuestro futuro coche inteligente sea eso, inteligente. Tendremos cámaras repartidas por todo el habitáculo y el exterior, radares para medir la velocidad, sensores que midan la distancia con los vehículos a nuestro alrededor e incluso ultrasonidos.

El mapeado del entorno es la piedra final, el recurso definitivo para mimetizarse en la jungla de cemento y brea. NVIDIA utilizará un gestor de mapas en tiempo real, a diferencia de la manera actual de proceder donde primero se obtienen datos y después se procesan. Un proceso que habitualmente tarda semanas, ahora sería posible casi en segundos.

Te recomendamos: Intel también quiere su coche autónomo y para ello ha comprado Mobileye

El futuro inteligente

Increíble ver cómo todas las semanas el mundo de los coches inteligentes, autónomos o super listos, como queráis llamarles, evoluciona y la competencia crece en un futuro mercado clave en unas décadas. Estaremos atentos durante los próximos meses, a ver si nos dejan echar un vistazo a estos sistemas en situaciones de conducción real. Dejad vuestros comentarios y decidme si estaríais dispuestos a ser conejillos de indias en pruebas de este tipo. Yo creo que lo dejaría a gente más inconsciente. Prefiero agarrar el volante y pisar a fondo el acelerador.

No hay comentarios

Dejar una respuesta