La aviación comercial contará con motores de plasma muy pronto

La aviación comercial contará con motores de plasma muy pronto

El equipo dirigido por dirigido por Berkant Göksel, ha conseguido un motor de plasma que pueda trabajar en la atmósfera.

0
Compartir

Con el pasar de los años, los avances e innovaciones de la tecnología y el mundo digital han sido significativos. Hemos podido apreciar en películas, videojuegos o juegos de realidad virtual, naves espaciales capaces de despegar como aviones y seguir funcionando en el espacio.

Todo esto que parece real ante nuestros ojos, no es así para nada. Sin embargo, un equipo de científicos de la universidad de Berlín, está probando un revolucionario motor de plasma que vuelve realidad lo que tanto se ha visto en la ficción.

Los motores de propulsión a plasma, llevan alrededor de una década en laboratorios, donde se ha estudiado en total detalle todo su potencial, pero hasta ahora solo habían demostrado ser útiles en un entorno: el vacío del espacio.

Los retos del motor de plasma

Un gran equipo de investigadores de la Universidad de Berlín, que se encuentra dirigido por el ingeniero aeroespacial Berkant Göksel, ha dado con la clave para que estos motores funcionen también dentro de la atmósfera terrestre.

Los reactores tradicionales son máquinas muy cautivantes. Utilizan una combinación de aire y combustible: al producirse la combustión, el aire caliente se expande y sale por la parte de atrás empujando el motor hacia delante, en el fondo, la idea que sostiene su funcionamiento es muy sencilla, pero se han conseguido cosas increíbles con ellos. Lo que pasa es que los motores de plasma, son más eficientes y potentes.

Te puede interesar: AirQuadOne también quiere volar

Los motores a reacción convencional impulsan los aviones, quemando combustible y aire comprimido. La mezcla estalla dentro de un tubo y sale por un extremo generando un empuje en la dirección contraria, en cambio los motores de plasma no queman combustible.

En un artículo publicado por el Journal of Physics Conference Series, el equipo dirigido por dirigido por Berkant Göksel, ha conseguido un motor de plasma que pueda trabajar en la atmósfera. El mismo Göksel, explica a New Scientist, “somos los primeros en producir chorros de plasma rápidos y potentes a nivel de suelo, chorros que puede alcanzar una velocidad de has 20 kilómetros por segundo”.

La meta es optimizar los recursos

Los motores de plasma pueden generar fuertes campos electromagnéticos dentro de una cámara en la que se inyecta gas. Los campos comprimen el gas y lo hacen cambiar a un estado de plasma supercaliente. Ese plasma se expande hacia la salida del tubo y genera un empuje.

El problema principal de este tipo de motores, sin lugar a dudas, es la batería. Las cantidades de energía necesarias para ponerlos en marcha son descomunales. Tanto así que el equipo de Göksel espera que se dé un avance en los reactores de fusión para hacerlos más pequeños y eficientes y poder usarlos dentro de una aeronave.

No hay comentarios

Dejar una respuesta