Inicio Actualidad Las teclas más obstinadas de Android

Las teclas más obstinadas de Android

0
Compartir

Existen mitos y leyendas como el monstruo del Lago Ness o el Yeti. En el caso de los teléfonos móviles son los teclados físicos aquellos recordados antiguamente como aventuras para cantares de trovadores. Fueron los reyes. Nos permitían escribir a la velocidad de la luz sin apenas equivocaciones, siendo Nokia el máximo exponente. Pero algunos siguen resistiendo cual galo entre tropas romanas.

Blackberry contra el mundo

La presentación, hace relativamente poco, de la nueva BlackBerry KEYone demuestra que la terquedad de la marca canadiense respecto al teclado sigue en pie. Sí, esas teclas han adoptado una tecnología superior a la que ostentaban hace años y su aspecto diferencial aún perdura como icono de la marca. La incorporación al universo Android ha servido como guiño a quienes desconfiaban de su sistema operativo.

Creo que es de alabar ese continuismo respecto a la introducción de texto que nos brinda la compañía. No sólo han mantenido esa parte fundamental en su marketing, sino que incorporan tecnologías que el usuario menos acostumbrado podría llegar a considerar en una futura adquisición. Un teléfono móvil así no está dirigido a todos los públicos, pero sus fieles seguidores aplauden el legado de la letra plateada.

Te recomendamos: BlackBerry inaugura centro para el desarrollo de vehículos autónomos

Un teclado para dominarlos a todos, no siempre

El lector de huellas, que ya resulta indispensable en nuestros dispositivos, se sitúa oculto en la barra espaciadora. Existe la posibilidad de navegar arriba y abajo por páginas web simplemente deslizando el dedo entre sus teclas. Puedes crear accesos directos para aplicaciones en cada uno de los botones y utilizar el texto predictivo mediante un gesto hacia arriba.

Si bien es cierto que la precisión que se consigue con un teclado físico, que fue considerado por Nokia hace tiempo, es inimitable por aquellos táctiles, sí resulta anticuado ese método de entrada de caracteres. Además, la pantalla, que debería ir en su lugar, se empequeñece y nos limita la visualización de vídeos, imágenes y juegos ocasionales. Un elemento extra que aporta, sin duda, mucho valor, pero que conlleva un alto coste.

Hasta el fin con sus creencias

Ser la única marca que apuesta por una característica denostada por el resto de empresas resulta extraño en los tiempos que vivimos. Las compañías copian constantemente diseños y especificaciones, mientras BlackBerry parece bailar sin pareja en este ritual tecnológico. Nadie dijo que ser el raro de la clase sea malo. Simplemente destacar entre la multitud da la posibilidad de tener un elemento diferenciador. Y ellos siempre se diferencian.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here