Dark Net: oscuridad necesaria

Dark Net: oscuridad necesaria

0
Compartir

Existen infinidad de series en la televisión actual. Cualquiera que sean tus gustos, quedarán satisfechos. Misterio, aventuras, documental, animación, género policíaco, humor o ciencia ficción. Hoy os voy a presentar una serie desconocida para el gran público pero que, para los aficionados a la tecnología, resulta imprescindible si queréis descubrir más del mundo que oculta la red.

Afronta la oscuridad

Dark Net, serie de Showtime y distribuida por Movistar en España, aborda el oscuro cosmos de internet. Toca temas que nadie quiere tratar. Aborda asuntos turbios desde un punto de vista puramente tecnológico. Nos pone en el abismo de nuestra conciencia y ética. En palabras de la web oficial:

“Una serie documental que explora los límites más lejanos de internet y la gente que lo frecuenta. Una mirada moral y reveladora dentro del vasto cibermundo raramente presenciado por la mayoría de nosotros”.

Primera temporada

Entramos de lleno en el terreno pantanoso de la realidad online. En esta primera, y sorprendente, temporada los asuntos que empezaremos descubriendo serán las relaciones íntimas a través de internet. Personas que utilizan la tecnología para mejorar su percepción del mundo que les rodea. Abusos sexuales demasiado habituales en las cloacas de nuestros ordenadores.

Tendremos testimonio de primera mano de las personas que dedican su tiempo a controlar los contenidos, viendo lo peor de internet. La realidad, de la cual muchos no pueden escapar, puede evitarse gracias a nuevas tecnologías. Conocemos el concepto de ciberbanging, que no es otra cosa que incitar a la violencia a través de redes sociales. Además, las revoluciones nacidas de forma online son cada vez más frecuentes.

Segunda temporada

Empieza fuerte esta temporada contando la conexión entre cerebro y ordenador, a veces por placer y en otras para solucionar problemas mentales. La justicia, difícil de discernir en el mundo real, adquiere un nuevo matiz gracias a los vigilantes anónimos que nos protegen. El dinero nacido de un algoritmo y desregularizado de cualquier país protagoniza otro de los episodios.

¿Podemos confiar en que una máquina reconozca nuestra cara o estamos a merced de un código creado para distinguir patrones y no particularidades humanas? También nuestras casas estarán dentro de la serie con sus sistemas de seguridad y sus posibles vulneraciones. Alrededor de las mismas se crean comunidades, que es otro de los temas sobre los que se debate. Y acaba la temporada con un guiño a las relaciones disfuncionales de personas que necesitan aferrarse a la red para seguir sintiendo una conexión, aunque sea virtual.

Te recomendamos: Cómo descargar las series de Netflix en tu tarjeta SD

El otro lado de internet

Como leéis, estamos ante una serie que se moja hasta la cintura y no deja títere con cabeza. Nadie está a salvo de sufrir, amar, conectar, aprender, crear o destruir dentro del lado más furtivo de internet. Si eres aficionado a las series, apúntala en tu lista de pendientes. Si no lo eres, dale una oportunidad porque no estamos ante algo corriente. Verás un documental que corroe la más fuerte de las almas. Incluso aquellas cibernéticas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta