AirQuadOne también quiere volar

AirQuadOne también quiere volar

0
Compartir

Infinidad de visionarios, con más o menos acierto, han apostado por un futuro con vehículos voladores. Uber tiene previsto sobrevolar Dallas y Dubai en el año 2020. La realidad es que, a pesar de las películas de ciencia ficción más benevolentes, existen muchas trabas a la hora de hacer volar inventos alados. Veamos qué aporta el nuevo invento inglés al mundo del mañana.

[nota] Imágenes obtenidas de la web del fabricante.

Empresas del mañana

La empresa Neva Aerospace es un conglomerado tecnológico con sede en el Reino Unido. Su especial son aquellos productos dedicados al mundo de la aviación. Destacan sus proyectos en vehículos aéreos autónomos, transporte de mercancías por aire sin piloto o aviación eléctrica. Sus aplicaciones van más allá de lo personal, ya que buscan ser líderes en sectores industriales y facilitar el traslado de cargas pesadas.

Como en todas las empresas donde la innovación es parte clave de su forma de pensar, en Neva Aerospace tienen como misión:

“Proveer de soluciones sostenibles que minimicen los costes humanos, energéticos y medioambientales. La sostenibilidad está incrustada en el ADN de la compañía”

Vehículo mixto aéreo

A medio camino entre taxi, coche, quad y helicóptero, el AirQuadOne es un prototipo de nave, llamado por ellos como el quad volador, completamente eléctrico. Su peso máximo en vuelo es de 500kg y es capaz de transportar mercancías de hasta 100 kg. Sin las certificaciones en Europa y Estados Unidos, aún no tienen los permisos necesarios para ser utilizado en espacios públicos.

[nota] Imágenes obtenidas de la web del fabricante.

Su altitud máxima puede llegar casi a los 1.000 metros aunque la autonomía, como suele ocurrir en el caso de los drones, es bastante pobre. Unos escasos 20 minutos y tendrás que volver a recargar el juguete. Con una batería de más de 100kg, ésta se podrá recargar en estaciones de carga de coches eléctricos. Dos métodos, inducción o cable, y ya estarás listo o lista para poder surcar los cielos de tu ciudad y desplumar varias palomas a tu paso.

Te recomendamos: Protege tu casa con un dron, es el futuro

Falta de regulación

Personalmente creo que el mayor problema que se enfrentan las empresas dedicadas a investigar el sector de la aviación no tripulada de pequeños vehículos es la falta de regulación. Imagino que pasará mucho tiempo hasta que, si es que algún día sucede, veamos tráfico por encima de nuestras cabezas en las ciudades. Yo, por el momento, iré en mi coche sobre el asfalto o caminaré, que las alturas las carga el diablo.