Inicio Actualidad ¡Pa-ta-ta! (Por ordenador)

¡Pa-ta-ta! (Por ordenador)

0
Compartir

Conocía muchos tipos de suplantación de personalidad. Están aquellos que, en las películas, pagan dinero a un misterioso señor que, fumando en un sótano sin ventilación, te falsifica todo tipo de documentos. Luego tenemos el caso de aquellos, sin ser quien dicen ser, realizan acciones en nombre de otra persona. Desde luego, lo que nunca había oído es el caso que os cuento a continuación.

Arte legal

Raphäel Fabre es un ciudadano, y artista, francés. En un intento de llevar al límite la fina línea que separa ficción de realidad, este joven decidió generar por ordenador su propio rostro. La imagen que podéis ver es 100% computerizada, es decir, producida por completo con la ayuda de software 3D.

Para lograr obtener una fotografía irreal basada en su propio yo, se nutrió de los mismos procesos que se siguen en dos de los sectores más punteros en este ámbito: la industria cinematográfica y el mundo de los videojuegos, donde los estudios para animación en tres dimensiones son cada vez más demandados.

Te recomendamos: ¿Está James Cameron preparando su vuelta a Terminator?

Maestro artesano

En la página personal del señor Fabre, en concreto en el rincón donde desgrana esta obra de arte, comenta que cuando fue a pedir el documento de identidad francés, todos los papeles, incluyendo la fotografía, estaban en regla. Es por eso que, una vez recibido el carnet, publicó en su perfil de Facebook las imágenes. De esta manera, su obra de arte pasó a convertirse en realidad. Una realidad oficial con todo en regla.

No cabe duda de la maestría de la jugada del creador. Ya no estoy hablando simplemente desde el punto de vista artístico, sino del punto de vista legal. Sin ir más lejos la fotografía ficticia cumple todos los requisitos exigidos. En sus propias palabras:

“La imagen corresponde a las demandas oficiales para un documento de identidad: es reciente y responde a todos los criterios de encuadre, luz y contraste.”

Realidad o ficción

Las dudas podrían empezar a surgir de manera inmediata. ¿Suplantaciones de personalidad a la vuelta de la esquina? Consígueme una mejora en el software de reconocimiento facial y un equipo potente y podríamos ver documentaciones falsas, si es que servicios secretos no utilizan esta técnica ya, para incriminar, falsear y poner en evidencia a departamentos legales de cientos de países. Por el momento espero que esto no llegue a más y sea un recordatorio de la fragilidad humana y el potencial de la tecnología.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here