Aumenta tu experiencia en el One World Observatory

Aumenta tu experiencia en el One World Observatory

0
Compartir

Existen lugares en este planeta que nos deslumbran. Sitios que siempre hemos querido visitar y, de haberlo hecho anteriormente, queremos volver cuanto antes. En mi caso, esto me sucede con la ciudad de Nueva York. Después de dos viajes extraordinarios hasta el bullicio de la Gran Manzana, quería compartir con vosotros un trozo de innovación que me resultó particularmente interesante.

Te recomendamos: La tecnología es protagonista en la nueva Nike Store de Nueva York

Memoria colectiva

El One World Observatory es el resultado de la renovación, debido al terrible atentado sobre la Torres Gemelas, del World Trade Center. Una zona en memoria de las víctimas y un nuevo comienzo para sus habitantes. Su construcción tardó siete años y mide exactamente 1.776 pies, 541 metros, que fue el año de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos de América.

Con todas las maravillas técnicas que podáis imaginar, es asombroso lo que esconde en su interior. Un ascensor que te eleva físicamente, pero también te pasea en el tiempo. Su inmensidad, visto desde abajo, te dejará boquiabierto. El teatro See Forever te dejará, literalmente, sin palabras. Aunque me gustaría centrarme en una pieza de hardware muy interesante, no tanto el aparato en sí, es un iPad, sino por las posibilidades que ofrece.

360 razones para volar sobre la ciudad

Quedarás maravillado por la configuración de los pisos superiores del edificio, en concreto el observatorio principal se encuentra en la planta 100, ya que los ventanales acristalados ofrecen una vista perfecta en 360 grados de la ciudad. El dispositivo lleva incorporada una aplicación de realidad aumentada para no perderte ni un solo detalle de la historia pasada y actual de Nueva York.

La contratación del One World Explorer, que es como se llama el invento, cuesta 15 dólares extra a sumar al precio de la entrada. Apuntando con la cámara hacia el horizonte podrás ver etiquetas en tiempo real sobre los lugares más destacados. Pulsa en una de ellas y visita, a modo de helicóptero virtual, el lugar de interés con la narración de su historia a cargo de Jay McInerney, escritor neoyorquino de renombre.

Experimenta Nueva York

Resulta tan fácil incorporar las nuevas tecnologías en lugares turísticos, que parece complicado imaginar la razón de que hoy en día no estén realmente instaladas entre nosotros. Desde luego una de las ciudades, yo diría que la capital del planeta, más importantes del mundo no podía quedarse atrás. Si es bonito visitar Nueva York, más bonito es hacerlo ayudado de chips y procesadores que potencian la experiencia hasta el infinito.