La Realidad Aumentada anuncia el fin de los smartphone

La Realidad Aumentada anuncia el fin de los smartphone

0
Compartir

Uno de los principales peligros que corren los smartphone, se llama Realidad Aumentada. Para los neófitos sobre esta nueva tecnología, tenemos que explicar que muchas veces aparece nombrada como RA, acrónimo de Realidad Aumentada.

Llamamos RA a la visión de la realidad a partir de dispositivos tecnológicos, como pueda ser un teléfono inteligente, o incluso un visor al que se le suma un smartphone.

Realidad Aumentada no es Realidad Virtual

La realidad aumentada (RA), se basa en fundir la realidad con elementos virtuales, y todo ello en tiempo real. La realidad virtual se añade, por tanto, a la física. La RA no es Realidad Virtual (RV), sino que se vale de la RV.

Te puede interesar: Cardboard, para la realidad aumentada

La Realidad Aumentada utiliza la Realidad Virtual y la suma a la realidad física que nos rodea, dando como resultado un nuevo tipo de realidad – RA -, que como explicaremos tiene un deslumbrante futuro.

Utilizando distintas tecnologías – visión por computadora, reconocimiento de objetos y otras –, se logra que la visión del individuo de su entorno se convierta en interactiva y digital. El desarrollo de aplicaciones de Realidad Aumentada, todavía está en estado embrionario, y son de tipo lúdico, como blippar, una aplicación de Realidad Aumentada, que nos permite reconocer el modelo y el año de cualquier automóvil.

Además, esa realidad, ya computacional, se puede almacenar en soportes informáticos, y una vez almacenada en memorias de tipo masivo, se pueden utilizar esos datos en una gran cantidad de campos, como pueda ser la ingeniería.

Por lo general, esa información artificial se guarda en una capa de información, ubicada en la parte superior de la visión del mundo real. Se trata, al fin y a la postre, de ampliar lo que es la realidad.

La Realidad Aumentada se basa en dispositivos

Entre los dispositivos que se utilizan en RA, encontramos de todos los tipos: pantallas que se colocan en la cabeza, o pequeñísimos monitores colocados en la retina, que permiten una mejor visualización de la Realidad Aumentada.

En los últimos tiempos, también se estila mucho crear ambientes controlados, mediante el uso de diferentes tipos de sensores y actuadores. Todo ello ha hecho que, entre el público en general, comience a ser habitual hablar del término Realidad Aumentada, o su acrónimo, RA.

Smartphones, ¡sálvese quien pueda!

El desarrollo de todas estas tecnologías, va a provocar que los smartphones, al menos como los conocemos actualmente, vayan a desaparecer a medio plazo, siendo sustituidos por otro tipo de tecnologías móviles.

Algunos expertos auguran que, en diez años, las notificaciones de mensajes o de llamadas, cambiarán radicalmente, desapareciendo los tonos y las vibraciones.

En una década, los teléfonos inteligentes serán sustituidos, por otro tipo de artefactos comunicadores. De hecho, gigantes tecnológicos como Microsoft o Amazon, ya están investigando en ese nuevo tipo de comunicadores, basados en la Realidad Aumentada.

Todas las grandes tecnológicas investigan en RA

Una de la empresa que, con más ahínco está investigando en Realidad Aumentada, es Facebook. De lo que se trataría sería, de crear una nueva realidad, en la cual se desarrollarían casi todas las interacciones de las personas.

Además, la nueva Realidad Aumentada, no haría necesaria la existencia de los smartphone; en lo que se piensa es en un dispositivo electrónico, lo suficientemente pequeño como para poder ser llevado en cualquier sitio, y a cualquier lugar.

Además, el nuevo gadget tecnológico sería capaz, a medida de que produjese su evolución tecnológica, de poder desempeñar un sinnúmero de funciones, entre ellas las que, actualmente, tienen asignadas los smartphones.

Facebook apuesta fuerte por la Realidad Aumentada

El compromiso de Facebook con la realidad aumentada, ha sido perceptible en su última conferencia de desarrolladores, la F8. Allí, la empresa de Mark Zuckerberg, se hizo la pregunta de, ¿Y si pudieras escribir directamente a través de tu cerebro?

Prácticamente, se trata de una pregunta retórica para los de Menlo Park, ya que ese es uno de los objetivos en su plan estratégico, Horizonte 2025. En un mundo gobernado por la Realidad Aumentada, las proyecciones sobre el mundo real serán moneda común.

Facebook se ha puesto como tarea, que antes de 10 años, la mayor parte de la población mundial, al menos en los países desarrollados, tenga como principal referente en sus vidas la Realidad Aumentada.

A partir de ese momento, y como norma general, las personas podrán ver una serie de televisión o una película, proyectando la misma sobre la realidad. En esa dirección están, las gafas de realidad aumentada, que Mark Zuckerberg presentó en un escenario en Silicon Valley.

Microsoft y sus Hololens

Microsoft no le va a la zaga a los de Menlo Park; en el 2015 la empresa que presidiera Bill Gates III, presentó Hololens. Se trata de un aparato holográfico, que mezcla la realidad con imágenes generadas por ordenador.

Por tanto, estamos hablando una vez más de Realidad Aumentada. Con Hololens, podemos, desde mantener una videoconferencia en tiempo real, hasta tomarnos un café con un interlocutor, que se nos presenta como un holograma.

Microsoft, por ahora, ha encontrado en los videojuegos un campo abonado, para el uso intensivo de las Hololens, como es el caso del videojuego “Smurfs: The Lost Village”, donde nos divertiremos jugando con “Los Pitufos”.

Después de esta prolija explicación, en este último apartado, es fácil entender, que el smartphone tiene los días contados. De la misma opinión es Mar González, investigadora en Microsoft Research.

La Realidad Aumentada es ilimitada

Desde los laboratorios de IBM, Aldis Sipolins, director de Realidad Virtual, considera que las aplicaciones de Realidad Aumentada no tiene límites. Aunque para él, la principal ventaja de la RA, es poner al servicio de los usuarios todo tipo de conocimientos.

Además, la forma en la cual la Realidad Aumentada permite la comunicación, y adquisición de conocimientos, es mediante el uso de técnicas no intrusivas, por lo que se pueden aplicar miles de veces.

Quizás, uno de los ejemplos más gráficos sea, el de un automovilista, que no tendría que dejar de mirar a la carretera, mientras busca todo tipo de información, bien sobre las estaciones de servicio más cercanas o, para encontrar un número de teléfono y realizar una llamada.

Esas actividades, y otras muchas más, las puede realizar el conductor de vehículo, sin necesidad de soltar las manos del volante, algo a tener muy en cuenta, en un contexto en el que, las distracciones pueden provocar un accidente. De la misma forma, un cirujano, podría tener toda la información del paciente que está operando quirúrgicamente: el historial clínico, las constantes vitales y hasta radiografías o escáneres realizados.

Toda esa información, vital para una buena intervención quirúrgica, pasarían rápidamente por delante de los ojos del cirujano, mientras continúa la operación, sin que se produzca ningún tipo de distracción en la intervención.

Poco a poco, la Realidad Aumentada va encontrando su espacio en los quirófanos, ya que actualmente, se comienza a utilizar la RA en el terreno de la laparoscopia, donde está permitiendo unas cirugías mucho más precisas.

Apple, también se encuentra involucrada, en la carrera por desarrollar Realidad Aumentada. A pesar de que el desarrollo de la misma daría al traste con varios dispositivos, como el iPhone o el iPad, vitales para la cuenta de resultados de la compañía.

Apple, Samsung y Google a la caza de la Realidad Aumentada

Rigurosamente «off the record», desde la sede de Cupertino, se confiesa que se encuentran trabajando en una aplicación, con cámara integrada para realidad aumentada, una novedad que podría equipar el próximo iPhone.

Por su parte, los surcoreanos de Samsung, también se toman en serio la Realidad Aumentada. Por ello se entiende que, en su flamante Samsung Galaxy S8 y S8+, nos encontremos con Bixby, una asistente virtual que permite, con solo la voz, controlar una gran cantidad de funciones del teléfono.

¡Y cómo no!, en esta fiesta de la Realidad Aumentada, no podía faltar Google. La empresa de Sergei Brin tiene entre manos el Proyecto Tango, un sistema que transforma el smartphone en un visor de 3D, a partir del cual, se puede ver el mundo desde otra óptica.

Además, los de Mountain View, mantienen un proyecto de colaboración, para investigar en Realidad Aumentada, con primeros espadas del sector tecnológico, como Huawei, Asus y Motorola.

Desde la Universidad se barrunta al sustituto del smartphone

Desde el ámbito universitario, Allen Yang, director del Centro de Cognición Aumentada de la Universidad de Berkeley, considera que los smartphones han comenzado a luchar por no caer en la irrelevancia.

Su predicción es que, todavía quedan unos años en los cuales, coexistirá la Realidad Aumentada con los smartphones, aunque estos últimos no tendrán una muerte dulce, ya que finalmente serán sustituidos, inevitablemente, por otro tipo de dispositivos móviles.

A pesar de esa certeza – los smartphone desaparecerán a medio plazo -, todavía nadie sabe con certeza, que tipo de dispositivo vencerá, en esta lucha sin cuartel para lograr una mejora en computación y telecomunicaciones. De todos modos, si se puede adivinar cuál será la columna vertebral, de esos nuevos dispositivos móviles: unirán una gran capacidad óptica, con comunicaciones muy avanzadas; como guinda del pastel, esos dispositivos acabarán siendo asumidos, como un complemento de moda más.

Tal como abunda Yang, tendrán que ser, lo suficientemente cómodos, como para integrarlos en nuestra vida diaria. Eso, a día de hoy, no sucede, por ejemplo, con las Hololens de Microsoft, que son todo menos pequeñas y discretas.

Las Hololens de Microsoft son, hoy por hoy, unas lentes muy aparatosos, por no hablar de que llevarlas convierte, al que las lleva, en un auténtico adefesio, algo a tener muy en cuenta en unas sociedades actuales en las que, el aspecto físico, es un activo.

Desde la Universidad de Illinois, Alan Craig, cree que el futuro de la Realidad Aumentada pasa por unas lentes de contacto, que además de superponer imagen sintética sobre la realidad, también serán capaces de proyectar lo que el usuario está pensando.

Democratizar la Realidad Aumentada

Otro de los desafíos a batir es el precio, ya que, hoy por hoy, el precio de un kit de Realidad Aumentada es prohibitivo, para la mayoría de los bolsillos. En estos momentos, ese kit cuesta, de media, casi 3.000 dólares norteamericanos (casi 2.700 euros).

Microsoft, por su parte, trabaja con la vista puesta en crear un kit de Realidad Aumentada, lo suficientemente económico, como para que se democratice: los sucesores de Bill Gates, se han puesto como meta, que cueste menos de 300 dólares.

A pesar de este intento, de poner la Realidad Aumentada a un precio asumible por todos los bolsillos, las Hololens, de las que nadie niega su virtuosismo técnico, cuestan, a día de hoy, 3.000 dólares

Ciencia ficción al alcance de la mano

Una vez de que en las próximas décadas, expertos, desarrolladores e industria tecnológica, se decanten por la Realidad Virtual y Realidad Aumentada, el futuro nos ofrecerá infinitas posibilidades.

Hay que tener en cuenta que, la Realidad Virtual, permite volcar información en un espacio físico. Esa característica, es ideal para determinadas áreas laborales, como pueda ser la bioingeniería, donde podremos acercar mucho más la información al cerebro de los ingenieros.

Un visionario como Elon Musk, propietario de Tesla y SpaceX, presentó el pasado marzo, una nueva start-up, de nombre Neuralink, que lo que pretende es, lograr la combinación entre el cerebro humano y los ordenadores, utilizando para ello una médula electrónica. Con dicha conexión medular, entre un usuario humano y el ordenador, sería posible controlar máquinas que hayan sido dotadas de inteligencia artificial: seremos capaces de gobernar grandes robots como los que aparecían en la película Avatar.

Tal como defienden muchos expertos, en Realidad Virtual y Realidad Aumentada, el smartphone será irrelevante ya y, simplemente será un ordenador, que utilizaremos – además – para hacer llamadas telefónicas.

¿Te ha resultado interesante el artículo? ¿Quieres saber más sobre R(ealidad) A(umentada)? Bucea en Voltaico y en el resto de los blogs de Difusioon para convertirte en un experto en R(ealidad) A(umentada).

Fuente: El País

Imagen: University of Texas / Maurizio Pesce / Juan Aguere / Tom Purves / Bill Grado / Ian Hughes / Official U.S. Navy Page / Paul Hudson / Rizia+ / University of Michigan Medical School / Mattys flicks / Nicolas Nova / Samantha Cristoforetti / Daniel Carrillo / Wikipedia

No hay comentarios

Dejar una respuesta