Cómo la tecnología está afectando a la vida en pareja

Cómo la tecnología está afectando a la vida en pareja

0
Compartir

La tecnología está tan inserta en nuestras vidas que surgen todo tipo de cuestiones en torno a la vida en pareja. Se dice que las parejas hablan menos entre ellas, que las amistades han reducido sus relaciones personales… Todo parece cambiar radicalmente

Pero, ¿qué pasa con el sexo en la pareja? Parece que el consumo intenso de tecnología a través de smartphones, tablets y ordenadores, reduce las relaciones íntimas, especialmente en la generación milenial.

Inventos para evitar el contacto humano

Hay inventos que incluso sirven para sentir la experiencia de estar con otra persona. Gracias a trajes con aparatos sensitivos, sientes, al parecer, las mismas experiencias, según comenta en un reportaje el portal Mujer Pandora. Suena extraño que la tecnología alcance esos niveles de desarrollo, pero no deja de ser una pieza más en el engranaje de la sociedad.

Hay quienes aseguran que la tecnología puede, además, dificultar la comunicación en pareja, tal y como explica la sexóloga Almudena Martínez Ferrer, de Bread and Sex, en una entrevista que realizó para la Cadena Ser. Incluso la actividad sexual de las parejas se va reduciendo, y es que en la actualidad, los encuentros se han reducido de tres por semana a dos.

La incomodidad del día a día

Un estudio que recogía la revista Cosmopolitan, publicado por la Universidad de Brigham Young, daba datos esclarecedores. De 143 mujeres encuestadas, el 70% aseguran que los smartphones, las tablets y los ordenadores interfieren de manera negativa en su día a día en pareja. Es decir, que el hecho de estar constantemente atentos a notificaciones del móvil, emails y otras funciones clásicas, afecta a la propia relación en pareja, no solo la sexual.

Evidentemente, tiene las ventajas que todos conocemos: instantaneidad, llamadas con imagen a miles de kilómetros de distancia, facilidad para compartir cosas… Pero no dejan de ser minucias que al lado de los problemas que se intentan ocultar, son el verdadero obstáculo en las relaciones.

Un móvil es intransferible

Tal vez, la mayoría de problemas en las parejas vengan por no entender aún (por los pocos años que llevamos insertos en el mundo de la tecnología) que hay elementos que nos acompañan que, pese a ser máquinas, son totalmente personales.

Es el caso de los perfiles en redes sociales, herramientas que destapan muchas discusiones. El 11% de los matrimonios en la actualidad, comparten las contraseñas de redes sociales, según un estudio que rescataba Puro Marketing. Esto puede parecer un síntoma de confianza, pero en realidad es una ocupación del espacio personal, y vital. Aún queda mucho camino por andar en todas estas cuestiones.

Y tú, ¿cómo crees que tendrían que relacionarse la pareja y la tecnología?

No hay comentarios

Dejar una respuesta