Puedo ver tu rostro en braille

Puedo ver tu rostro en braille

0
Compartir

No creo que haya algo comparable a poder contemplar a un hijo, por primera vez, dentro del vientre de la madre. Es en estos casos, donde la tecnología posibilita acciones que, en otra época, formarían parte de historias de ciencia ficción sugeridas por un loco escritor en su casa oculta en el bosque. La vida nos sigue sorprendiendo con historias llenas de emoción.

Embarazos modernos

Es lógico que pensemos en monitores conectados a sistemas de ultrasonidos cuando hablamos de ecografías y madres. Esa es la innovación que nos viene a la mente. Sí que es cierto que hemos evolucionado, más bien el sector de la medicina, en el ámbito de los embarazos. Disponemos de sistemas para ver, oír y sentir los latidos de las pequeñas personas que se ocultan bajo enormes barrigas.

Lo más novedoso, hoy en día, son las llamadas ecografías en cuatro dimensiones. Con aparatos capaces de convertir los ultrasonidos, que ofrecen dos dimensiones, en volumen y color. Es un método nada médico, sino que intenta crear un primer contacto con el bebé gracias al uso de la propia tecnología.

Te recomendamos: Así se crean órganos artificiales que incluso sangran con impresoras 3D

¡Puedo tocarte!

Los padres pueden ver a su niño o niña por primera vez en estas sesiones. Aunque una duda se plantea. ¿Qué ocurre si alguno de los dos tiene una discapacidad como por ejemplo la ceguera? La lógica nos dice que el simple sonido del pequeño ser y la descripción que puedan hacerle a la persona discapacitada podría ser suficiente. Sin embargo, se puede ir un paso más allá gracias a las impresoras 3D.

Me gusta que inventos, que en principio los vemos como curiosidades o juegos, tengan aplicaciones tan bonitas como es ayudar a una madre a tocar a su hijo antes de nacer. Lo que ocurre en este caso es que, mediante un programa informático, se traduce la información que se va obteniendo de la ecografía en 4D y se decodifica a modo de impresión. Puede ser la cara completa o simplemente el trozo de la misma que el bebé ha permitido que veamos. Existen empresas que fabrican, incluso, muñecos del propio feto. Tétrico cuanto menos.

El ser humano es extraordinario

Como decía en párrafos anteriores, lo bonito es acudir a la tecnología para algo más que chatear o jugar en trayectos largos del metro. Conseguir suplir la falta de uno de los sentidos más importantes del cuerpo humano con una invención, incluso existen móviles para invidentes, es lo que nos distingue del resto de especies animales. Nunca antes habíamos estado tan cerca de hacer realidad nuestros sueños más lejanos.