Inicio Actualidad Los tickets que salvaban árboles y directivos

Los tickets que salvaban árboles y directivos

0
Compartir

He tenido la misma sensación que tú. Lo sé. Estás pagando, o más bien donando un riñón, en la caja del supermercado. Vas a recibir el cambio o tu tarjeta de vuelta y, de paso, recibes 7 toneladas de papeles con tu compra, ofertas, vajillas e incluso descuentos en gasolineras. Lo siguen haciendo. Siguen tirando papel en la era de las pantallas táctiles. Aunque parece ser que algunas empresas comienzan a concienciarse.

Paso en firme contra el papel

Estamos todos de acuerdo que la eliminación del papel en los tickets, también en folletos que recibimos en casa, debería ser algo estandarizado, al menos para quienes estamos habituados a las nuevas tecnologías. Es por ello, y gracias a la aplicación móvil de Carrefour, que se brinda la oportunidad de contribuir a su eliminación. Cupones descuento u ofertas llevan el mismo camino.

Las últimas actualizaciones de la app incorporan ya la opción de ‘No recibir papel’, con lo que tu compra, descuentos y puntos se envían automáticamente a tu terminal. Un proceso que, aparte de ahorrar papel, permite un mejor control y orden de los gastos. Porque nuestro teléfono móvil es el mejor lugar para tener nuestra vida perfectamente organizada.

Te puede interesar: Amazon Go, el supermercado del futuro donde no habrá que pasar por caja

No me vendas falsas teorías

Cómo no, toda noticia tiene su parte negativa o, más bien, su cara B. Porque es seguro que la señora de 80 años que compra a diario en el súper no va a utilizar la tecnología para ahorrar papel. Y sí, hablo de reducción del volumen de impresiones. Ésta es una cuestión que busca alardear de concienciación social y medioambiental, al igual que hacen otras compañías como puede ser Apple, pero donde verdaderamente repercute es en la cuenta de resultados de la empresa.

Estamos avanzando con decisión hacia un futuro laboral donde la tecnología, a pesar de resultar útil, continúa eliminando tareas antes realizadas por trabajadores cualificados. Porque ese es otro punto negativo. La no impresión en papel conlleva una mayor automatización en línea de cajas y, como ya sucede en otros comercios, la apuesta creciente por procesos de compra carentes del factor humano.

Reflexiona, siempre

Abanderar la lucha en favor del medioambiente parece ser una gran estrategia de marketing. Dentro de unas décadas, cuando el papel en supermercados sea un mero recuerdo y el móvil sea el centro de nuestra vida cotidiana, recordaremos con nostalgia esos resguardos kilométricos, las bolsas de plástico, que alimentan a gusanos, y las abultadas carteras que conservan, como un bote de formol, compras de leche y cereales. Contribuyamos a cuidar nuestro entorno, pero seamos críticos también con estas campañas de gigantes de la distribución.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here