Inicio Actualidad 5G, el futuro ya está aquí

5G, el futuro ya está aquí

0
Compartir

Los que ya, desgraciadamente, tenemos unos años, hemos visto los cambios que se han producido en telefonía móvil en solo dos décadas. Hace cuatro lustros, los teléfonos móviles eran analógicos y los solíamos, coloquialmente, llamar «ladrillos».

El apelativo tenía su explicación: tanto por sus dimensiones como por su peso, se asemejaban a un ladrillo. Pocos años después, aunque la telefonía móvil seguía siendo analógica, los teléfonos móviles se hicieron cada vez más pequeños.

Te puede interesar: El 5G será una realidad en España en 2020

Y poco a poco, vimos como nuestros teléfonos móviles se hacían inteligentes, y servían para algo más que para hacer llamadas y enviar SMS. A medida que eso sucedía, se sucedían los guarismos a la hora de nombrar las conexiones G. A pesar de que los SMS, ya en la segunda década del siglo XXI, parecen algo del pasado de moda, todavía hay muy buenas razones para seguir utilizando el Servicio de Mensajes Cortos.

Del 1G, pasamos en poco tiempo al 2 y al 3G. La llegada del 4G permitió conexiones LTE, esto es, de rápida transferencia de datos, y una navegación rápida por internet.

Ya era inclusive posible, realizar videoconferencias con nuestros smartphone, bien es cierto que todavía de una manera que se podría calificar de rudimentaria.

5G, datos a velocidades de vértigo, pero en laboratorio

Aunque en el horizonte del 2020, parece a todas luces que el 5G ya estará instaurado, en la mayoría de los países industrializados, la realidad, hoy por hoy, es que todavía se encuentra en una fase experimental, aunque avanzada.

Las primeras pruebas en entornos reales, subrayamos lo de pruebas, las realizó la multinacional Samsung en el año 2014. En un entorno muy controlado, se transmitieron datos a un vehículo que avanzaba a una velocidad de 4 kilómetros por hora.

En esas circunstancias, se logró, y no es poco, una velocidad de descarga de datos de 7,5 Gigabits por segundo, en lo que podemos considerar con el primer éxito del 5G. En esa misma prueba, pero con un vehículo avanzando a 100 kilómetros por hora, algo que implica ir saltando de antena en antena, solo se logró una velocidad de transferencia de datos de 1,2 Gigabits por segundo.

En este caso, el principal hito, fue haber logrado un trayecto, transmitiendo y recibiendo datos, y en el que no se produjo ningún corte en el servicio.

La velocidad de transferencia de datos más alta, que se ha producido con tecnología 5G, ha sido nuevamente en un experimento, llevado a cabo por la Universidad de Surrey, donde se ha logrado la transferencia de un terabyte de datos por segundo.

Las condiciones ambientales, de ese último logro, son de laboratorio por excelencia: entorno aislado y a solo cien metros de distancia entre emisor y receptor.

De cualquier modo, es fácilmente perceptible que la tecnología 5G promete, y promete mucho. Una tecnología que se espera que se estrene en España allá por el 2020.

¿Qué nos ofrece el 5G?

Como predecesora de la tecnología 4G / LTE, una vez que la tecnología 5G de transmisión esté operativa, y a pleno rendimiento, las ventajas que nos ofrecerá, son tantas, que a día de hoy, no podemos casi ni imaginarlas.

La principal mejora, y la más evidente, es que la transmisión de datos en dispositivos móviles y smartphone, se producirá a una enorme velocidad. Pero también mejorarán, y mucho, la calidad de las conexiones de datos.

Esta mejora de la conexión, también incumbirá a las antenas de telefonía móvil, que podrán dar servicio 5G a cada dispositivo conectado, independientemente del número de estos.

Hasta ahora – en 4G -, la velocidad de transferencia iba disminuyendo a medida que había más dispositivos móviles que sé «colgaban» de una antena. En esos casos, en los cuales había que dar servicio a muchos dispositivos, se reducía la velocidad de transmisión de datos que se podía ofertar, a cada teléfono móvil y dispositivos conectados.

De hecho, no sería descabellado pensar, que en un futuro próximo, en las llamadas entre smartphone, acabaremos hablando a un holograma, de la persona con la cual estamos manteniendo la conversación.

El 5G también va a permitir, que se mejore en la latencia, esto es, que haya menos retardos temporales en la transmisión de datos, lo que hasta ahora, ha sido uno de los caballos de batalla, en lo que respecta transmisión de datos móviles. Esta mejora en la latencia, permitirá una mejora en los juegos online, que ya son un clásico en los smartphone y los dispositivos móviles, además de permitir unas videoconferencias mucho más fluidas.

Por último, la implantación del 5G, hará que se liberen un buen número de frecuencias, que podrán ser utilizadas para otros fines, algo parecido a lo sucedido con la implantación de la TDT.

Si hasta ahora el 4G, ha colonizado las bajas frecuencias – de 800 MHz y 2.6 GHz -, el 5G operará en frecuencias entre los 26 y los 38 GHz.

5G, en todo

Pero la implantación del 5G, no solo va a favorecer a las telecomunicaciones, de voz y datos, sino que también va a permitir que otras tecnologías coetáneas se vean beneficiadas.

Estas tecnologías, que se aprovecharán del 5G, son Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Big Data, Realidad Virtual, y Realidad Aumentada.

Y todo ello, va a cambiar nuestra vida de arriba abajo, tanto en nuestra vida personal como en nuestra vida laboral. En poco tiempo, cambiará enormemente la forma en la cual nos relacionamos, o en la cual nos divertimos.

La revolución del 5G solo prosperará desde la inclusión

Pero, para que los cambios que va a provocar el 5G, que algunos asemejan a los que se produjeron en la Revolución Industrial, sean permanentes y viables, tienen que llegar a la mayor proporción posible de la población mundial.

Si algo nos ha enseñado el desarrollo de la telefonía móvil, es que ha triunfado debido a que, finalmente, ha llegado y con fuerza, hasta a países en vías de desarrollo, como es el caso de India o China.

El 5G generará nuevas tecnologías, empleos e inversiones

Uno de los principales cambios, que se van a producir por mor del 5G, es que, la tecnología que lo permite, tendrá que evolucionar a pasos agigantados, sobre todo, en lo que tiene que ver con la capacidad de conexión.

Si en este momento, se estiman que producen 7.600 millones de conexiones diarias a internet, desde dispositivos móviles, con el advenimiento del 5G, nos aproximaremos a billones de conexiones.

Desde neveras a vehículos

Además, a partir de ese momento, todo estará conectado. Tanto las conexiones que ya asumimos como «normales» como conexiones desde electrodomésticos y vehículos.

La tecnología, tendrá que cambiar mucho para permitir esos niveles de conexión, y ya el fabricante de hardware Qualcomm, acaba de desarrollar un chip, con la automotriz china Gelly, para ser sujeto de ese cambio.

El chip de la china Gelly, que es la propietaria de la europea Volvo, permitirá a los vehículos de la marca, estar conectados entre ellos, y con las infraestructuras viarias. Dentro de la tecnología 5G, destinada al mercado del automóvil, Telefónica ha presentado un proyecto de conducción autónoma de un vehículo a una distancia de 70 kilómetros.

Se estima que, desde ahora al 2035, la conectividad 5G y el universo tecnológico que se nos viene encima, crearán 12 millones de puestos de trabajo, y permitirán unas inversiones de 12 billones de dólares, esto es, 12 seguido de 12 ceros.

El 5G y la banca

Las entidades financieras, serán otras de las grandes beneficiadas, ya que se podrán hacer una enorme cantidad de operativas bancarias, utilizando el smartphone con conectividad 5G.

Otra de las ventajas del 5G, y no es baladí, es que, con el nuevo estándar de transmisión de datos, se va a lograr mucha más seguridad en el acceso móvil a cuentas corrientes y en las transferencias de dinero.

Donde más se va a notar el cambio, en el sector bancario, va a ser en los países en vías de desarrollo, donde las nuevas tecnologías vienen como anillo al dedo, por la poca bancarización de esos países. En estos momentos, la tecnológica china Huawei, se encuentra ensayando un proyecto de banca electrónica en Kenia, donde millones de personas van a poder operar con dinero electrónico.

En ese país africano, la capacidad de operar con moneda desde dispositos móviles, es un logro, ya que en el antiguo protectorado británico, son millones de personas las que no saben lo que es una cuenta bancaria.

La Inteligencia Artificial (IA) lo permeará todo

Definimos la Inteligencia Artificial (IA), como la capacidad que tienen las máquinas, para aprender por si solas a partir de la experiencia. Eso, entre otras cosas, implica la necesidad de una rápida transferencia de datos.

Esta Inteligencia Artificial (IA), estará disponible para todos los millones de aparatos que van a estar conectados entre sí, lo cual hace necesario, conexiones de datos mucho más rápidas que las que ahora proporciona el 4G.

Conexiones de datos de alta velocidad, que permitan dar servicio a la red de Inteligencia Artificial de Google, que ya es capaz de crear sus propios sistemas de cifrado, sistemas parangonables a los diseñados por humanos
El 5G permitirá que el aprendizaje de las máquinas sea más rápido, ya que la IA, hace necesario, que las máquinas tengan un acceso rápido a sus bases de conocimiento, donde tienen almacenado todo su aprendizaje.

¿Ansioso por probar la nueva conectividad 5G? ¿Se te ocurre algún uso original de la nueva tecnología? Aprende más sobre la tecnología 5G y la telefonía móvil del futuro en el blog de Voltaico y en el resto de los blogs de Difoosion.

Fuente: El País / Xataka

Imagen: කේදාර KhE 龙 / Thomas van de Weerd / UC Davis College of Engineering / Bob Dass / Kārlis Dambrāns / Håkan Dahlström / bane bane / Matt Joyce / Manuel Schmalstieg / Steve Jurtverson / Rachel Hinman / Jennifer Wu / ITU Pictures /

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here