Inicio Actualidad Flores a la carta gracias a la ingeniería genética

Flores a la carta gracias a la ingeniería genética

0
Compartir

Hoy nos hemos encontrado con un nuevo hito que vuelve a destacar el debate sobre los avances e implicaciones del mundo de la genética. Tras conocer la ropa con tecnología genética que detecta el sudor y se autoventila, ahora los científicos han dado un paso adelante dentro del mundo floral y de la naturaleza.

Ese nuevo avance viene encarnado por la creación de un crisantemo azul sintético. Aunque estas flores azules no son muy comunes en la naturaleza, los científicos han logrado reproducirla gracias a la combinación genética de otras plantas y la alteración de determinados parámetros presentes en sus genes.

Científicos y flores genéticas

Desde Engadget precisan que este logro ha sido posible gracias a la modificación de los niveles de acidez y pigmentación presentes en las flores. Lo que ahora debemos conocer es si este método funcionará en otras plantas y de otras maneras e incluso más allá del universo floral.

Las posibilidades que se derivan de este avance son múltiples, y ya hay quienes piensan en esa idea de poder modificar parámetros estéticos de los humanos, como el color de ojos o el color de cabello. Eso sí, por ahora todo son suposiciones y conjeturas, ya que la venta de organismos modificados no está permitida por ley.

Te puede interesar: 4 aplicaciones para reconocer plantas

Visto lo visto, parece que próximamente asistiremos al debate que enfrenta los avances científicos al devenir de la sociedad. La modificación genética puede permitir grandes avances y aportar soluciones, pero también es cierto que las personas no deberíamos jugar a ser Dios. Parece que lo único claro en todo esto es que hay opiniones para todos los gustos.

Avances científicos

No estaría de más que las autoridades y organizaciones afines a este campo vayan tomando nota de los avances. Básicamente porque otra de las características que solemos ver en estos casos es que las leyes no están preparadas para regular los avances y novedades.

También es cierto que cada país tendrá su punto de vista y posición. ¿Quién iba a decirnos que una simple flor sintética podría conllevar tanta polémica? O quizás es que sólo estamos ante el primer paso de una nueva era en la que la genética sea un elemento más del mundo tecnológico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here