Fotografías del Manhattanhenge

Fotografías del Manhattanhenge

0
Compartir

En un artículo acerca de fotografía, y siendo éste un blog puramente tecnológico, podría hablaros de las últimas novedades en cámaras reflex, cómo mejorar tus imágenes tomadas con el teléfono móvil o qué tipos de aplicaciones podrías utilizar para editar y retocar. Pero no. Este no es ese tipo de artículo.

Te recomendamos: 4 increíbles accesorios para tomar espectaculares fotografías con tu iPhone

Manhattanhenge

Hoy quería hablaros de un fenómeno muy particular que ocurre, entre otros lugares, en una de las ciudades más importantes del mundo, Nueva York. Una maravilla que la naturaleza y la mano del hombre, de manera improvisada, han conseguido ofrecernos. La próxima vez que tengáis la oportunidad, si es que surge algún día, de visitar la urbe que nunca duerme tened en cuenta los siguientes párrafos.

El denominado Manhattanhenge es un acontecimiento que roza lo fantástico para los amantes y profesionales de la fotografía. El suceso ocurre cuando el sol, mientras se va ocultando de los envidiados habitantes de Nueva York, se alinea perfectamente con la red de calles que inunda la ciudad. Mientras éste va descendiendo y los rayos naranjas bañan las aceras, cientos de personas aprovechan para inmortalizar el momento.

Instantes iluminados

Las mejores calles para tener un recuerdo casi perfecto del momento son las calles 14, 34 y 42. Pero claro, esto no sucede todos los días del año. Precisamente escribo este artículo después de uno de esos días preciados. Este año fueron el 30 de mayo y el 12 de julio, las jornadas ideales para deslumbrarnos con el fenómeno.

Por otro lado, no ocurre solamente con la puesta del sol. También, cuando está amaneciendo, podemos observar la perfecta alineación del astro rey con las toneladas de hormigón que pueblan las calles de la Gran Manzana. Sin embargo, las fechas varían ostensiblemente. Para este último caso, los días que se puede observar el acontecimiento son el 8 de enero y el 5 de diciembre.

El famoso científico Neil deGrasse explica el acontecimiento cósmico:

“Fuera del ecuador, el sol se oculta en una localización ligeramente distinta cada día”

Momentos irrepetibles

Y es que para quienes se dedican profesionalmente al mundo de la fotografía o la grabación de contenido multimedia, la luz natural es una de las cosas más importantes a tener en cuenta. Nada consigue igualar un rayo de sol iluminando perfectamente cada escena. Y si es debido a un fenómeno casi irrepetible, merece la pena acercarse a disfrutar, aunque se sea un pagano del sector.

No hay comentarios

Dejar una respuesta