Inicio Actualidad ¿Guardar secretos es nocivo para la salud?

¿Guardar secretos es nocivo para la salud?

Existen estudios científicos que respaldan que el hecho de guardar secretos deteriora la salud

0
Compartir

Existen personas en el mundo que han guardo secretos por años. En cambio, otros prefieren que ni les cuenten secretos o simplemente vivir una vida sin ellos. Pero según la ciencia, y de acuerdo con estudios realizados, la carga de secretos que guardemos o tengamos puede afectar nuestra vida en general. Diez estudios demuestran que, lo que es tener un secreto y lo que se refiere al secreto está relacionado con un bienestar inferior. Varios estudios han demostrado que las personas que tienen secretos en sus vidas, capturan de forma espontánea situaciones sociales que requieren la acción de ocultar de forma activa esos secretos.

El hecho de tener una mente dependiente de secretos está asociado a la tenencia de un bienestar más bajo. Estos resultados demuestran que el secreto puede ser estudiado haciendo que la gente piense acerca de estos y tenga implicaciones para diseñar intervenciones para ayudar a las personas a lidiar con ello.

Según un trabajo realizado por un equipo de la Columbia Business School, bajo la dirección del profesor Michael Slepian como investigador principal, han logrado determinar que la carga de tener secretos puede afectar mucho más de lo que posiblemente hemos considerado.

La ciencia lo confirma

El estudio indica que algunas personas pueden llegar a sentirse físicamente más pesadas cuando tienen un secreto, y ese peso extra puede llegar a desviar la forma de funcionar diariamente. Según el profesor Michael Slepian, “las personas tienen esta curiosa manera de hablar de los secretos y cómo colocarlos.

Te puede interesar: Uber es acusado de robar secretos industriales del coche sin conductor de Google

Nosotros encontramos que cuando la gente estaba pensando en sus secretos, actuaron como si estuvieran agobiados por el peso físico, y parecen tener un poderoso efecto incluso cuando no ocultan un secreto en el momento.”

Este estudio de Splepian, junto a dos de sus colegas expone que la persona promedio mantiene trece secretos, cinco de los cuales nunca ha compartido con nadie más. Si el Presidente es algo así como esta persona promedio, hay una posibilidad de cuarenta y siete por ciento que uno de sus secretos implica una violación de la confianza; una probabilidad de sesenta y un por ciento de que implica una mentira o una impropiedad financiera; y una probabilidad de aproximadamente treinta y tres por ciento de que implica un robo, algún tipo de relación oculta o infelicidad en el trabajo.

Más secretos implica una menor salud

En 2012, el profesor encontró que mantener un secreto se siente tan grave que altera cómo una persona ve su entorno. En una prueba posterior, en la que los sujetos veían imágenes de colinas, las personas con “grandes” secretos estimaban que las colinas eran más escarpadas que las “pequeñas” secretas. Y cuando se les dijo que lanzaran una bolsa de frijoles a un objetivo a pocos metros de distancia, lo derrocaron consistentemente, juzgando la distancia más lejos de lo que realmente era.

“Lo que aprendimos fue que realmente importa lo que la gente está pensando”. Cuando los secretos personales eran considerados “grandes” o “pequeños” en base a su contenido, es decir, a una escala moral vaga, las estimaciones de distancia y pendientes no se vieron afectados. “Un secreto convencionalmente grande que puede ser preocupante y todo lo que consume para una persona, otra persona puede encogerse de hombros”, dijo Slepian.

Estimado lector: ¿Te gusta guardar secretos? Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here