Los interrogantes en torno a la SNES Classic

Los interrogantes en torno a la SNES Classic

0
Compartir

Ya podemos celebrar que la Super Nintendo Classic Edition es una realidad confirmada por la propia Nintendo. La consola debería ver la luz en el mes de septiembre y estar disponible en la mayoría de los mercados para fechas navideñas.

Como suele ocurrir con estas cosas, algunos afortunados como los responsables de Cnet incluso han podido tener acceso al dispositivo y observar como luce, aunque de momento no se ha visto a la consola corriendo ningún juego, y eso unido a otra serie de características ha levantado la liebre en cuanto a cierta incertidumbre en torno a esta próxima SNES Mini.

¿Cómo de preparada llegará la SNES Mini?

Pocos serán los que pondrán en duda el éxito cosechado por la Nintendo Classic Mini, pero tampoco nadie puede negar que el tratamiento posterior al lanzamiento dejó bastante que desear. La falta de disponibilidad y la incertidumbre que rodearon a la consola terminaron por romper un poco el encanto que se había creado.

Las cosas deberían ser diferentes con la nueva SNES Classic. En Nintendo ya saben que los compradores potenciales suponen un mercado grande y han tenido tiempo de preparar a conciencia la nueva consola. Hasta ahora hemos conocido que podremos jugar a 21 juegos de la SNES original, contando cada uno con un precio de venta de 8 dólares. Pero ¿Y qué sucederá con los juegos de NES?

Te puede interesar: ¿Qué podemos esperar del regreso de Atari al mundo de los videojuegos?

Teniendo claro que Nintendo ya ha descartado traer de vuelta la NES Classic Mini, parece que la posibilidad de jugar a esos títulos pasa por las versiones compatibles que se harán para las consolas Nintendo 2DS XL o la misma Switch, pero de momento no parece que haya intenciones de incorporar esos juegos a la futura SNES Mini.

¿Edición limitada o producto con recorrido?

El interrogante que probablemente mayor interés esté generando es conocer si la SNES Mini contará con apoyo y tirada suficientes como para no terminar siendo tildada como una edición limitada. Nadie quiere tener que desplazarse demasiado lejos para poder adquirir un ejemplar, ni tampoco vivir la incertidumbre de no saber cuándo se repondrá el stock del producto, o si al menos lo hará.

No hay comentarios

Dejar una respuesta