Inicio Actualidad ¿Eres adicto a tu móvil? La ciencia lo confirma

¿Eres adicto a tu móvil? La ciencia lo confirma

Expertos comparan la adicción al móvil con la adicción a algunas drogas

0
Compartir

En la actualidad, la popularidad de tener el último celular del mercado, la última tecnología en nuestro dispositivo móvil, es la moda. La mayoría de las personas revisa su celular a cada momento, por lo que la ciencia ha comprobado que esto trae pocos beneficios.

Según un estudio reciente de la Asociación Estadounidense de Psicología, el revisar sin parar las redes sociales y el correo electrónico en el teléfono móvil multiplica el estrés. En este estudio se ha logrado demostrar que el 45% de los trabajadores está constantemente conectado en días laborables, y el 34 %, también los fines de semana. También, la mayoría de los que viven revisando su smartphone se quejan de que esto interfiere en su vida familiar y personal.

Un estudio realizado por la empresa Digital Lab, indica que 82,5% de las mujeres y 69,8% de los hombres sufren algunos síntomas de estrés y ansiedad cuando por algún motivo no pueden accesar a la red desde su celular o bien porque éste se les olvida.

La ciencia afirma que somos adictos al móvil

El psicoanalista Enrique Novelli, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), sostiene que la tecnología no sólo es útil, sino necesaria, pero advierte:

La tecnología es dañina si se convierte en una obsesión. Por ella se empobrecen los intercambios comunicacionales cara a cara. Cuando esto sucede, se crea una modalidad de comunicación que se torna paradójica en tanto que crea la ilusión de estar “hipercomunicado” cuando en realidad se está aislado”. De acuerdo con Novelli se dice que una persona es adicta al celular cuando se vuelve imprescindible y su uso es compulsivo.

Hay estudios que sugieren que el uso excesivo del celular puede llegar a modificar el cerebro humano y, en algunos casos, llegar a dañarlo con un efecto similar al de algunas drogas. Los dispositivos móviles, entre ellos incluidas las tabletas, pueden generar padecimientos físicos entre los que se encuentran el síndrome del túnel carpiano y el ojo seco, así como trastornos psicológicos como el “cibermareo”, el síndrome de la vibración fantasma, fobias y adicciones.

Te puede interesar: La adicción al móvil, comparada a la de la cocaína

Según Francisca Arroyo, kinesióloga de Clínica Santa María, dice que con cinco minutos mirando la pantalla, se produce una alteración en la columna cervical por la flexión del cuello y cuesta retomar la postura, sobre todo si pasa mucho tiempo, porque el cuerpo asume esa flexión como habitual. Los ligamentos pasan mucho tiempo elongados. “Es como un elástico estirado mucho tiempo. No regresa del todo porque ya cedió”.

La tecnología es dañina si se convierte en una obsesión

Un estudio de la Universidad de McMaster en Hamilton, en Canadá, concluyó que, en casos extremos, la pérdida del móvil puede ocasionar una fuerte sensación de angustia, miedo y estrés relacionado, principalmente, con no poder acceder a los datos personales en el aparato.

Según el mismo estudio, la mayoría de las personas se conecta más de 6 horas al día, este estudio, dio resultados como que: “la sensación de adicción, depresión y ansiedad, sensación de que han perdido una parte importante de sí mismos, sentimientos de soledad, angustia y aislamiento y, por último, imposibilidad de encontrar recursos alternativos para pasar el tiempo y entretenerse”.

Está descrito que un uso excesivo produce síndrome de abstinencia, dice Constanza Zúñiga. Exacerba los síntomas ansiosos de alguien que ya tiene ansiedad, añade Raúl Carvajal. “Las personas lo revisan a cada rato porque ven en el celular ese canal de expresión para su comportamiento obsesivo”, dice. “En una persona con un alto nivel de estrés y que usa demasiado su móvil, se pueden apreciar síntomas de ansiedad y angustia”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here