Inicio Actualidad El interior de uno de los reactores de la central nuclear Fukushima,...

El interior de uno de los reactores de la central nuclear Fukushima, desvelado por un robot acuático

Tiene como objetivo localizar el combustible fundido, un paso imprescindible para desmantelar el reactor nuclear

0
Compartir

El Gran terremoto de Japón oriental del 11 de marzo de 2011 provocó, entre otras grandes catástrofes, el accidente nuclear de la central Fukushima I. Después de seis años del desastre provocado, aún hoy hay varios lugares que siguen deshabitados. Sin embargo, en un intento por comenzar a reparar el daño ocasionado, un robot acuático con forma de pez se ha sumergido en el interior del reactor tres de la planta nuclear japonesa.

Un pequeño pez luna lleva luz por primera vez al interior del reactor nuclear de Fukushima


Fue una de las catástrofes más recordadas de los últimos tiempos. Al hacer memoria, podemos visualizar las imágenes televisivas del paso del maremoto por la ciudad de Fukushima, después de que un terremoto de grado 9 en la escala Richter afectara todo Japón, provocando olas de hasta 40,5 metros.

Seis años después de aquella catástrofe, el interior de la central nuclear es todo un misterio, debido a que -incluso- los robots que son utilizados para examinar la zona de conflicto y, eventualmente, poder limpiarla mueren en su cometido por los altos niveles de radiación presentes.

Robot acuático en el interior del reactor 3 de Fukushima

Te puede interesar: Suiza no quiere energía nuclear

Sin embargo, un nuevo proyecto de la compañía nipona TEPCO (Tokyo Electric Power Company), ha permitido que un autómata con forma de pez sea introducido en la vasija del reactor número 3 de la planta para analizar el interior de las instalaciones atómicas, tal y como lo destaca La Voz de Galicia. El objetivo primordial es localizar el combustible fundido, un paso imprescindible para desmantelar la unidad.

Se debe tener en cuenta que los tres reactores de la central nuclear sufrieron fusiones parciales de sus núcleos a raíz del desastre desencadenado por el terremoto y el posterior tsunami, razón por lo cual conocer el estado exacto de las barras de combustible radiactivo es fundamental para su manejo y retirada. Es más, el reactor 3 es quien presenta mayores dificultades para evaluar su situación.

Es por eso que tanto TEPCO como Toshiba han desarrollado un pequeño robot acuático, llamado “Pez Luna”, mediante el cual quieren explorar cada uno de los rincones de este reactor. Para eso, han equipado al robot con cámaras, linternas y hélices para desplazarse en el agua, como lo apunta Gizmodo.

Te recomendamos: Algunas partes de Fukushima, listas para volver a ser habitadas

Como consecuencia, se han podido observar las primeras imágenes de las profundidades del reactor 3, evidenciando -por ejemplo- que la compuerta inferior del núcleo no se encontraba en su sitio, posiblemente debido al combustible fundido que cayó sobre ella.

Robot acuático en el interior del reactor 3 de Fukushima

Esperemos que Pez Luna pueda finalmente cumplimentar su trabajo, sin tener que tener la misma suerte que sus antecesores. A partir de los resultados de la exploración de los robots, TEPCO y el Gobierno tienen previsto elaborar en los próximos meses un plan para la retirada del combustible nuclear, una tarea que podría iniciarse hacia 2021 y demandar más de 30 años.

¿Qué os parece? Dejadnos vuestras impresiones a través de los comentarios y no olvidéis seguirnos en Twitter y Facebook para mayor información.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here