Inicio Actualidad Ondas de radio muy, muy lejanas

Ondas de radio muy, muy lejanas

0
Compartir

Nuestro planeta es un diminuto punto en la inmensidad cósmica. Pensar que nuestra existencia es única puede ser algo sumamente prepotente. Quizás, no hayamos descubierto aún otras formas de vida por múltiples razones como métodos de comunicación distintos a los que usamos o distancias tan largas que son imposibles de imaginar.

Puerto Rico y el espacio

Hace unas horas, investigadores de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo nos sorprendieron con la noticia del descubrimiento de extrañas señales provenientes de una enana roja con el nombre técnico de Ross 128. Para los que no lo sepáis, me incluyo hasta hace unos minutos, una enana roja es una estrella, de las más comunes en nuestra galaxia, mucho más pequeña que el sol y de temperatura, en términos estelares, baja.

Puestos en situación, el redactor del artículo que nos ha traído hasta aquí, Abel Mendez, nos explica que se encuentran inmersos en una campaña científica para investigar si estas estrellas se encuentran en el radio de acción de algún planeta. La idea es simple. Buscar aquellos lugares fuera de la Tierra que, gracias a sus condiciones anexas, tengan posibilidades de ser habitados.

Posibles causas

Sus observaciones fueron realizadas entre los meses de abril y mayo en la banda de los 4 Ghz a los 5 Ghz y pretendían conseguir datos acerca de la radiación y el magnetismo cerca de las enanas rojas para, a partir de ahí, poder determinar otros posibles objetos cercanos. Como suele suceder en muchas ocasiones, otro dato, inesperado, fue el gran protagonista.

El pasado 12 de mayo se obtuvieron señales provenientes de Ross 128 y según palabras del propio autor:

“Creemos que las señales no son interferencias de frecuencias de radio locales, ya que son únicas en Ross 128”

Sus hipótesis sobre el origen de las mismas son variadas. Por un lado podrían ser emisiones desde la enana roja en forma de llamaradas solares de tipo II. Cabe la posibilidad de que sean provocadas por un objeto en la trayectoria de Ross 128 o, simplemente, señales de satélites de alta órbita.

Te recomendamos: Conoce al avión que quiere enviar satélites al espacio

Señales caseras

Sea lo que sea, no cabe duda que las señales provenientes del espacio siempre han dado mucho que hablar. Y lo seguirán haciendo hasta que los visitantes de espacio lleguen en sus naves plateadas y nos maten a todos entre fuego cósmico y tentáculos kilométricos. Mientras tanto seguid leyendo noticias tecnológicas en Voltaico que nosotros emitimos señales desde el mejor blog del planeta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here