Inicio Actualidad El software del iPhone 8 aún no está listo

El software del iPhone 8 aún no está listo

Los últimos rumores insinúan un probable retraso en el lanzamiento del iPhone 8

0
Compartir

Aunque el hecho de que vayamos a cumplir más de una década con iPhone nos hacía presagiar un lanzamiento por todo lo alto con un dispositivo revolucionario, lo cierto es que las últimas noticias que estamos encontrando en torno al teléfono de Apple no son nada esperanzadoras.

Nuevamente un rumor nos hace saltar las alarmas. En esta ocasión estaríamos afrontando un posible retraso en el lanzamiento del terminal o una puesta a la venta sin todas las características a pleno rendimiento. ¿El culpable? Parece que podría ser el software del terminal y los problemas para adaptar todas las nuevas incorporaciones.

El iPhone 8 y los problemas de software

Se ha hablado mucho de las nuevas incorporaciones de hardware que veremos en el próximo iPhone, incluso filtrándose un posible diseño final del iPhone 8, pero nadie se había parado a pensar en cómo el software del terminal debía ser adaptado para poner en funcionamiento todas las nuevas características.

Como cuentan desde SlashGear, este tipo de problemas son normales hasta cierto punto. Cuando afrontamos la inclusión de un gran número de novedades, todo el dispositivo debe ser adaptado para hacerlas funcionar. En el caso del software, las modificaciones a realizar son también de gran calado.

Parece que el principal problema que estarían encontrando los diseñadores del nuevo iPhone estaría directamente relacionado con el sensor 3D de reconocimiento facial. Y es que el software del terminal no estaría terminando de gestionar sus características de manera correcta.

Posibles consecuencias

Como ya hemos mencionado, ahora hay que afrontar las posibles consecuencias derivadas de este problema. Algunos indican que la fecha de lanzamiento o puesta a la venta del iPhone 8 se vería inevitablemente retrasada, aunque también existen otras posibilidades que no habría que descartar.

Imaginamos que desde Apple verán como última opción la idea de retrasar los eventos, básicamente por la mala imagen de marca que ello conllevaría. Parece que la “solución” más probable sería entonces la de afrontar un lanzamiento del nuevo iPhone con ciertas características capadas o desactivadas, sólo temporalmente hasta que los responsables del terminal den con una solución para hacer funcionar a pleno rendimiento todo el conjunto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here