Inicio Actualidad Wells Fargo tiene una fuga de 1,4 gigabytes de información confidencial

Wells Fargo tiene una fuga de 1,4 gigabytes de información confidencial

0
Compartir

En la actualidad, sobre todo en los últimos meses, hemos asistido atónitos a ciberataques alrededor del mundo. Una de las empresas líderes en las telecomunicaciones de España, Telefónica, sufrió hace unos meses un hackeo a un nivel tan importante que bloqueó todos sus sistemas informáticos. La CIA, esa institución que pretende proteger al pueblo norteamericano de malhechores y terroristas, también tiene sus propios métodos de espionaje a través de distintos dispositivos.

Te recomendamos: Un grupo de hackers pide a Disney un rescate a cambio de no filtrar la próxima película de Piratas de Caribe

Demanda con sorpresa

Recientemente se ha hecho público que el banco Wells Fargo ha tenido un problema de seguridad con datos de sus clientes. Lo curioso del caso es que no ha sido necesario un hacker o un espía de la CIA, ataviado con gabardina y un periódico con dos agujeros para ver a través de ellos, para que la información haya salido a la luz.

La historia hay que tomarla un poco más atrás en el tiempo. Un empleado, ahora ex-empleado de la compañía, Gary Sinderbrand, demandó a la entidad financiera por asuntos relacionados con temas difamatorios que no vienen al caso. El asunto es que cuando, tanto él como su abogado, recibieron un CD con correos electrónicos y documentación que habían solicitado al banco, su cara fue todo un poema.

No sólo habían recibido aquella información, que previamente habían pedido al equipo de abogados de Wells Fargo, sino que, a modo de regalo inintencionado, obtuvieron en los archivos adjuntos más de 1 gigabyte extra con los nombres de aquellos clientes potentados, sus números de la seguridad social, sus inversiones y demás selección de datos económicos que, supuestamente, debían estar bajo llave encriptada.

Problemas entre abogados

De momento, la persona responsable de la filtración, Angela A. Turiano, ha solicitado la devolución de dicho CD, ya que el banco podría incurrir en un delito de revelación de datos personales. De hecho, el problema para la señora Turiano no ha hecho más que comenzar, debido a que al no haberse firmado ningún acuerdo de confidencialidad entre ambas partes, si el ex-empleado y su abogado decidiesen revelar el contenido de los correos electrónicos y los documentos no tendrían ningún impedimiento.

Dejadme en los comentarios que pensáis de la cantidad de información que las empresas poseen acerca de nosotros y si, en caso de veros afectados por una filtración de este tipo, tomaríais algún tipo de medida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here