Inicio Actualidad La tecnología subirá de precio: así es el nuevo canon digital

La tecnología subirá de precio: así es el nuevo canon digital

El nuevo canon digital entró en vigencia a partir del 1 de agosto, aunque es -tan solo- un comienzo y se preven nuevos aumentos en los dispositivos tecnológicos

0
Compartir

A partir de la jornada de hoy, 1 de agosto, ha entrado en vigencia en España el nuevo canon digital o canon por copia privada, una tasa que grava el precio de los dispositivos móviles y los soportes de grabación, en compensación por las copias piratas del contenido de autor. Por consiguiente, tanto móviles, como tabletas, ordenadores y todo medio que posibilite la reproducción de contenido de autor, aumentará su precio.

Ires y venires del canon digital español y el aumento en tecnología que llegará a tu bolsillo

El nuevo canon digital, aprobado por el Gobierno español en julio de este año, generó controversias desde el momento mismo de su concepción, cuando el Tribunal de Justicia Europeo ordenó adaptar la normativa al derecho comunitario europeo.

Canon Digital en España

La nueva reglamentación establece que –tal y como lo detalla ABCsean los fabricantes y distribuidores los que se hagan cargo de este nuevo canon, previendo como resultado el traslado del gravamen a los precios finales que los consumidores tendrán que pagar cuando adquieran los dispositivos tecnológicos.

Te puede interesar: El nuevo canon digital perseguirá a los dispositivos que usen servicios legales como Netflix o Spotify

De esa manera, tras la aprobación del real decreto-ley y con su publicación en el Boletín Oficial Del Estado, se puede conocer a ciencia cierta cuál será el incremento real que sufrirán gran parte de los productos de tecnología que utilizan las personas de manera cotidiana.

Por ejemplo, tal y como lo apuntan nuestros compañeros de Urban Tecno, los equipos o aparatos digitales de reproducción de libros y publicaciones sufrirán un aumento que va desde los 5,25 euros por unidad para las impresoras multifuncionales de inyección de tinta o láser y con capacidad de copia, a los 4,50 euros por unidad para las impresoras por tinta.

Por otra parte, en lo que refiere a soportes de almacenamiento de texto o material audiovisual, su incremento será en proporción al tipo de almacenamiento en cuestión. Es decir, las grabadoras de CD tendrán un incremento de 0,33 euros por unidad, mientras que las de DVD tendrán un aumento de 1,86 euros por unidad.

Ordenador portátil, móvil y memoria USB

Y si hablamos -precisamente- de los medios de almacenamiento en cuestión, los CDs no regrabables subirán en 0,08 euros por unidad, los regrabables unos 0,10 euros por unidad y, en lo que respecta a los DVDs, su aumento será de 0,21 euros por unidad para los no regrabables y de 0,28 euros por unidad para los regrabables.

En cuanto a las memorias USB y los discos duros en sus diferentes modalidades (dos de los medios de almacenamiento mayormente utilizados en la actualidad), el incremento estará dado por 0,24 euros por unidad para las memorias USB y otras tarjetas de memoria no integradas en otros dispositivos, en comparación con los 6,45 euros por unidad para los discos duros externos y los 5,45 euros por unidad para los discos duros tradicionales (exceptuando en las videoconsolas).

Finalmente, en lo que refiere a dispositivos móviles, los teléfonos inteligentes incrementarán su precio en 1,10 euros por unidad. Y, por otro lado, las tabletas y libros electrónicos subirán unos 3,15 euros por unidad.

Canon Digital en España

En conclusión, tal y como se puede observar, cada uno de los componentes electrónicos contará con algún aumento en particular, siendo mayor o menor su incremento. Pero, tal vez, sean los equipos de reproducción digital, como las impresoras, quienes se terminen llevando el mayor porcentaje de incremento.

Te recomendamos: El nuevo canon digital gravará el precio de teléfonos móviles y soportes de grabación

De todos modos, estos precios seguirán subiendo, a tono con la intención de que terminen equiparándose con los actuales cánones europeos, mucho mayores a los conocidos hoy. Y resta también que el Gobierno español termine, finalmente, de aprobar el Real Decreto con la normativa final.

¿Qué os parece? ¿Creéis que los consumidores finales deben ser quienes terminen pagando el canon? ¿Qué opináis acerca de la normativa? Dejadnos cada una de vuestras impresiones a través de los comentarios y no olvidéis seguirnos en Twitter y Facebook para mayor información.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here