Inicio Actualidad ¿Cara o cruz? Echar una moneda al aire no es una apuesta...

¿Cara o cruz? Echar una moneda al aire no es una apuesta justa

En el "cara o cruz" la probabilidad del 50/50 es un mito

0
Compartir

Desde hace siglos, el lanzar una moneda al aire ha sido sinónimo de echar a la suerte o al azar algo, pero ¿y si las probabilidades de que salga cada lado no son las mismas? Hay ciertos factores que influyen en el resultado, y es útil conocerlos antes de lanzar la próxima moneda.

Las monedas son uno de los instrumentos financieros de intercambio comercial más antiguos del mundo. La primera referencia que encontramos al lanzamiento de monedas se remonta a tiempos de los romanos. Durante la República y el Imperio jugaban a Capita aut Navia (cabeza o barco), ya que sus primeras monedas mostraban por un lado la proa de un barco y por otro el doble rostro del dios Jano.

Aunque es difícil de creer, los juegos de azar son bastante antiguos. Tenemos constancia de la existencia de las tabas y los dados desde hace unos 4.500 años. Simplificar la decisión de un dado de varias caras al lanzamiento de un objeto que sólo ofrezca dos posibilidades no tiene demasiado misterio, y no es algo novedoso.

El 50/50 de probabilidad en el lanzamiento es un mito

El departamento de matemáticas de la Universidad de Stanford explica que las probabilidades de que salga una u otra cara no son las mismas, aunque sí muy similares. Si se lanza la moneda y se atrapa en la mano, la cara que quedaba hacia arriba antes del lanzamiento tiene algo de ventaja (un 51% sobre un 49% de la que queda abajo).

Entonces, ¿hay que elegir la cara que esté hacia arriba? La respuesta es no. Hay que elegir la cara que esté hacia abajo. La razón es que aquí entra en juego un segundo sesgo: la mayor parte de las personas que echan una moneda al aire, la vuelven a dar la vuelta después de que les caiga sobre la mano.

Si se deja caer la moneda al suelo, todo depende de la superficie, pero si el lanzamiento la hace girar en el suelo, las probabilidades se incrementan drásticamente a favor de la cruz. La razón en el siguiente punto

Hacer girar la moneda sobre una mesa

La probabilidad es incluso peor cuando ponemos la moneda de canto sobre una mesa y la hacemos girar. El 80% de las veces sale cruz, y la razón es que, en la payor parte de las monedas, el grabado de la cara tiene algo de material que el de la cruz. Eso hace que el peso se incline hacia ese lado, dejando la cruz (más ligera) arriba. La forma en la que la moneda se balancea es tan rápida que a menudo engaña al espectador y lo hace creer que la moneda se ha dado la vuelta cuando en realidad no ha sido así.

¿Cómo incrementar las posibilidades de acertar?

A menos que usemos una moneda trucada, no hay ningún consejo que nos permita ganar siempre, pero si seguimos estas sugerencias al menos nos aseguraremos de que las probabilidades jueguen a nuestro favor. Procura ser tú el que elija primero cara o cruz, si no eres el primero en elegir, entonces lanza tú la moneda.

Dicho esto, ¿crees que es una decisión acertada tomar decisiones en función al juego “Cara o Cruz”?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here