Inicio Actualidad El hombre que fotografió el eclipse con una Game Boy

El hombre que fotografió el eclipse con una Game Boy

0
Compartir

No hay más que decir. Fin del artículo. Game Boy, fotografía y eclipse de sol. Bueno, venga, os voy a desarrollar un poco más la noticia, porque leído de esta manera parece que alguien ha viajado en el tiempo o, peor aún, alguien ha recibido al alta del ala de psquiatría de algún hospital necesitado de dar salida a enfermos.

Te recomendamos: SmartBoy, el gadget definitivo para convertir tu móvil en una Game Boy

Game Boy

Imagino que todo el mundo conoce una de las primeras, sino la primera la más famosa, consolas portátiles que vimos los niños de los años 90. Era increíble poder jugar a títulos como Super Mario Bros, Zelda, Tetris o Pokémon. Su pantalla en blanco y negro nos transportaba a mágicos mundos en 8 bits gracias a la potencia que 4 pilas le otorgaban.

Uno de los grandes avances de aquella consola era la posibilidad de incorporarle, cual teléfono modular de hoy en día, accesorios para hacer la experiencia mucho más interesante. Olvidaros de grandes alardes. Yo, en mi caso, tenía una pantalla extra con cristal a modo de lupa que, una vez enganchado, permitía disfrutar de mayor campo de visión. Existía incluso una impresora que funcionaba con papel térmico, como el que nos dan cada vez que compramos en el súper.

Sin embargo, uno de los grandes hitos de la consola fue su increíble cámara de resolución 118×112 píxeles en blanco y negro. En su momento fue considerada por el Libro Guinness de los Récords como la cámara digital más pequeña del mundo. Y ya hemos llegado al centro de la noticia que nos ocupa.

Una imagen complicada

Un usuario de Redditt, zhx, subió hace unos días una imagen del eclipse de sol tomada con esta antigua cámara digital. La noticia corrió como la espuma entre los usuarios de la red social y el misterioso fotógrafo tuvo que salir a explicar cómo había ideado la toma del sol ocultado por la luna.

El proceso fue algo complicado ya que tuvo que obtener la imagen con la cámara y después incorporar un módulo de memoria a la misma e introducirla en una Game Boy Pocket porque en la versión normal no entraba. Más tarde, ya en el ordenador hubo que hacer algo de magia reparando y editando el archivo definitivo.

Dejadme en los comentarios si alguno de vosotros conserváis aún esta reliquia de Nintendo y cuáles son vuestros recuerdos con esta videoconsola portátil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here