Inicio Actualidad Ya no se pueden hacer descargas no autorizadas en Windows

Ya no se pueden hacer descargas no autorizadas en Windows

Un grupo de defensa de los consumidores alemanes ha intentado impedir que Windows realizase actualizaciones sin permiso de los usuarios.

0
Compartir

La llegada del Windows 10 trajo consigo muchos cambios en la filosofía de Microsoft en varios aspectos. Después de los problemas de privacidad y de los intentos sucesivos de actualizaciones en sistemas más antiguos, todo se acabó por aclarar y el Windows 10 es, hoy en día, todo un éxito.

Pero, los problemas pasados parecen estar volviendo a Microsoft, que se ha visto alrededor de temas legales de usuarios que no estaban contentos con esta imposición. Para resolver dicho problema, Microsoft se comprometió en finalizar las descargas no autorizadas de actualizaciones.

Este caso viene ya desde hace varios meses y resulta de una queja de un grupo de defensa de los consumidores alemanes sobre la forma como Microsoft impuso la actualización del Windows 7 y 8.1 para los Windows 10.

Te puede interesar: Windows 10 Pro for Workstations, la nueva versión más completa del sistema operativo

Como ya se sabe, Microsoft usó varias estrategias para intentar forzar esta actualización, incluso siendo gratuita. Esto creó el descontento de muchos usuarios ya que se vieron obligados a descargar varios GB de datos que no iban a usar y también porque han tenido que actualizar su ordenador de manera casi forzada.

Después de haber perdido dos veces el juicio en los tribunales de Múnich y, antes de que la tercera decisión surgiese, probablemente contra Microsoft, la empresa asumió un compromiso importante.

“Microsoft no descargará los archivos de instalación de los nuevos sistemas operativos en el disco duro en el sistema de un usuario sin el consentimiento de este.”

Esta declaración garantiza que en el futuro todo estará más controlado por los usuarios y que Microsoft tomará medidas para evitar estas actualizaciones, al menos en el territorio alemán.

Pero todo ahora está resuelto, con Microsoft garantizando que respetará a los usuarios. Para el grupo de defensa de los consumidores, esta decisión solo peca por su demora pero, entiende que es una victoria para los demandantes y no solo.

“Hubiéramos deseado que dicha decisión se hubiese tomado anteriormente pero, esta exigencia es un éxito para que los consumidores del mundo digital tengan más derechos.”

Aún no se sabe si la empresa alargará esta decisión a todos los usuarios o a otros países europeos pero, la nueva política será bien recibida por todos, en especial por aquellos que siempre se mostraron contra la actualización forzada. ¿Y tú? ¿Qué opinas al respeto?

Fuente: Verbraucherzentrale

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here