Inicio Actualidad Intrepid, el adhesivo antiviolación

Intrepid, el adhesivo antiviolación

La violación es un problema grave actual que la tecnología puede solventar.

0
Compartir

India tiene una sociedad compleja en lo que se refiere a respetar a la mujer ya que tiene leyes “locales” que aún son prehistóricas y existe un sentimiento de inseguridad incluso en los locales más triviales en el medio urbano.

En el intento de crear alternativas a la ley, a la evolución de la cultura, una científica indiana encontró una forma para que las mujeres se puedan sentir más seguras cuando caminan solas por la calle. La joven investigadora creó un adhesivo que ayuda a las mujeres en caso de violación.

Adhesivo que puede evitar la violación

La idea es tener un adhesivo que sea discreto, simple de colocar en el sujetador y que, en caso de que el sujetador sea forzado, emite una señal de alerta en el momento exacto en que la víctima está siendo atacada.

Para Manisha, científica del Massachusetts Institute of Technology y creadora del adhesivo, el ataque sexual es visto como una enfermedad de nuestra sociedad que necesita cura.

El Intrepid, como le llaman al adhesivo, fue creado con el objetivo de detectar, comunicar y prevenir los ataques sexuales en tiempo real. Para este efecto no solamente fueron pensados los ataques que ocurren en la calle, sin que la mujer esté desprevenida. El adhesivo funciona igualmente en una situación en la que la víctima haya sido drogada y no sea consciente de sus actos.

Accionado de dos formas diferentes

El Intrepid puede funcionar de dos formas diferentes. La forma pasiva, en la que la víctima pulsa una especie de botón, que contacta con personas de su confianza que la mujer previamente escogió para ese momento de ayuda, y la forma activa que es accionada cuando el agresor intenta quitar la ropa de la víctima. El dispositivo hace que suene una alarma, envía por geolocalización el local donde la víctima se encuentra y hace una grabación de sonido para que, en caso de que sea necesario, se pueda utilizar como prueba en un juicio.

El adhesivo, de hidrogel, es cómodo y de fácil aplicación. Se conecta a través de Bluetooth, simplemente con la descarga de la aplicación que viene con el Interpid e insertar el número de cinco personas para que el dispositivo pueda llamar o mandar mensaje en caso de emergencia.

Una vez más, la tecnología se une al servicio de la seguridad de las personas. A través de gestos que se han convertido en algo normal, como descargar cosas por ejemplo, conseguimos sentirnos más seguros y con confianza para que, en este caso, podamos circular por la calle sin problema alguno.

Fuente: Mit Media Lab

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here